Especial
Se busca proteger a la familia y sobre todo a las mujeres que son víctimas de abuso, ya sea sexual, psicológico o de cualquier tipo

Para cerrar un círculo de protección a la familia y sobre todo a la mujer víctima de abusos, el Poder Judicial de Coahuila busca implementar una Unidad de Medidas Cautelares, que se sumaría a los juzgados especializados y también a un Tribunal de Justicia Restaurativa para jóvenes, explicó Miguel Mery.

Por medio de esa Unidad de Medidas Cautelares se busca proteger a la familia y sobre todo a las mujeres que son víctimas de abuso, ya sea sexual, psicológico o de cualquier tipo.

Mery puso como ejemplo el uso de la tecnología en las medidas de restricción: si una mujer víctima trae un dispositivo y su victimario trae otro, y la medida cautelar es que no se le puede acercar a una distancia que un juez determine, entonces cuando estén cerca los dispositivos pueden tener una alarma y enviar una señal para que la autoridad actúe.

De esta manera, con el uso de tecnología, se podrían evitar no sólo que la víctima y el victimario tengan nuevamente contacto, sino algún otro delito que pueda derivar en algo más grave.

Explicó que los Juzgados Especializados en Violencia Familiar, recientemente puestos en marcha por el Poder Judicial de Coahuila, obedecen a una realidad de 2 mil asuntos judicializados al año en esta materia en la entidad.

La violencia familiar es el segundo delito más judicializado en Coahuila, y el primer lugar es el narcomenudeo que atiende de 4 a 5 mil asuntos cada año, en tanto que los otros delitos son diversos como robos y homicidios.

Incluso la pandemia de COVID-19, señaló el presidente del Tribunal Superior de Justicia, incrementó los delitos de violencia sexual en comparación con el año anterior fue hasta 22 por ciento.