Todo puente en altura tiene sus exigencias de seguridad.

Puente peatonal, automovilístico, de vía férrea requieren calidad de materiales de construcción, instalación correcta, revisión constante de resistencias, mantenimiento oportuno para ajustes y reforzamiento o renovación en su caso.

No pueden descuidarse los aspectos de tareas humanas de manejo y control. Se requiere personal suficientemente capacitado, con aptitud comprobada, que asegure el buen estado de todo el sistema. Tiene todo que funcionar con un presupuesto suficiente, sin subejercicios.

Ha de mantenerse abierta una línea de comunicación que permita a los usuarios presentar quejas, sugerencias, daños observados para que puedan tener una atención inmediata.

Sucede el accidente y hay destrucción de unidades, heridas y decesos de pasajeros y transeúntes, dolor de familiares. Se despiertan solidaridades generosas. Se busca un peritaje suficientemente confiable que pueda llegar a conocer las causas. Así se abre el abanico de las áreas de responsabilidad para encontrar negligencias u omisiones y poder tipificar delitos y aplicar justas sanciones.

Ante estos desastres, las sociedades tienen penosamente la experiencia y el aprendizaje para evitar reincidencias.

PAÍSES CON POBLACIÓN FUGITIVA

La actitud del presidente Biden y Kamala, su auxiliar inmediata, ha sido esperanzadora en el reciente diálogo virtual.

Se está abriendo la puerta para una humanización de la migración. Centroamérica huye de si misma. Se fuga de los empobrecimientos, de las violencias y las injusticias y de las voracidades de grupos criminales.

Es Centroamérica una bella región ístmica de grandes recursos naturales. Pertenecen a la comunidad indoibérica del subcontinente. En la común unión de la historia, la tierra, el mestizaje, la lengua, la cultura y la fe.

Las inversiones que se sugieren y proyectan podrán crear centros de trabajo. Si al mismo tiempo se logra una convivencia cada vez más sana, podrá evitarse la estampida de ese metro humano al que puede fallarle alguna trabe. En el corto tiempo, lo urgente sofoca lo importante y se requiere gran creatividad para ofrecer soluciones provisionales a esa situación de creciente aglomeración fronteriza.

MADRES EN EL MUNDO

Todas. Las que están siéndolo en la adolescencia prematuramente. Las madres solteras. Las de hijos únicos. Las de familia numerosa. Las madres viudas que trabajan. Las madres divorciadas y las que han tenido una segunda unión conyugal. Las madres con hijos o hijas Down. Las madres con discapacidad. Las que tienen hijos enfermitos. Las madres migrantes. Las que dejaron ir solos a sus hijos a la frontera. Las madres viejecitas con hijos olvidadizos. Las madres que tienen hijos en el cielo y las que lo alcanzaron para esperarlos o encontrarlos. Las madres de desaparecidos. Y las que están viendo crecer a sus hijos como una bendición. Y tantas otras que alargarían la lista…

Por estas latitudes las recordamos el 10 de mayo. Agradecemos al Padre Creador que haya escogido una Madre para darnos un Salvador y porque Ella nos ha dado a luz en el alumbramiento doloroso del Calvario… para vivir sin orfandad…