Organízate. Para ayudar a circular el aire en nuestra casa durante la temporada de calor, hay que abrir las ventanas máximo a las 8 am.
El verano ha comenzado y la canícula se le ha unido, por ello, en los últimos días hemos sentido más calor de lo normal. Existen distintas maneras de refrescar tu hogar durante esta cuarentena, cada una adaptándose a tu presupuesto, gustos y necesidades. Aquí te decimos cómo encontrar la ideal para ti...

No, no es la menopausia ni la andropausia, entre el calentamiento global y la llegada del verano con la canícula, el norte del país están en llamas. Aunado a las altas temperaturas, aún nos encontramos en cuarentena en casa debido a la emergencia sanitaria por el contagio de COVID-19. Por ello, es necesario preparar tu hogar para este calor. Muchos consideran que la única opción es el aire acondicionado, pero a la larga puede hacer que la factura de la luz sea increíblemente alta.

Después de todo, hay una gran diferencia entre encender el aire acondicionado por la noche y hacer que brote una brisa helada todo el día. Nadie quiere estar sudando mientras tiene una reunión en Zoom, pero tampoco gastar más de lo necesario, ¿cómo puedes ahorrar dinero esta temporada? Existen distintas maneras de refrescar tu hogar, cada una adaptándose a tu presupuesto, gustos y necesidades. La clave es encontrar la ideal para ti. ¿Cómo? Aquí te decimos varias opciones que te ayudarán a ahuyentar el calor en estas fechas.

Protección. Hay que evitar las persinas abiertas, ya que el sol penetra a través de las ventanas y hace que los espacios se caliente de más. UNSPLASH / FREEPIK

ÁREAS VERDES

Las áreas verdes son reguladores naturales de calor. Además, evitan el reflejo del sol sobre el pavimento o la pared, lo que reduce considerablemente la sensación de bochorno. Rodearte de áreas verdes, ya sea con plantas en macetas, pasto o árboles, es una gran opción para mantener los alrededores de tu casa frescos.

Al seleccionar vegetación climáticamente inteligente y plantarla en el lado soleado de tu hogar, reduces la luz solar que entra por las ventanas. Además, las plantas de interior crean humedad en las hojas, enfriando el aire alrededor de la planta y la habitación. Los expertos recomiendan árboles de ficus o helechos para obtener los mejores resultados.

PROTEGE TU CASA

Para absorber la luz y el calor, es importante contar con protección en toda tu casa, en especial en el techo. Una forma de lograrlo puede ser aplicar impermeabilizante, que te ayudará a disminuir hasta 10 grados la temperatura de tu hogar gracias a sus moléculas aislantes y de paso, proteger tu casa cuando lleguen las lluvias. Para que funcione por mucho tiempo, procura mantener limpio el techo.

Aleja las fuentes de calor innecesarias: apaga los equipos eléctricos cuando no los uses y no dejes las luces encendidas. En las zonas de estar puedes usar la iluminación LED, que es la que menos calor genera. Aprovecha el frescor de la noche: durante las horas nocturnas ventila bien, abre ventanas, y deja que entre el “fresco”. Conseguirás bajar unos grados la temperatura. Y si por la mañana cierras ventanas y bajas persianas, lo disfrutarás durante el día.

VENTILADOR DE TECHO

Instalar un ventilador de techo en el dormitorio o en el cuarto que más utilizas es una buena forma de refrescar el área sin tener que hacer una gran inversión, además, son fáciles de instalar y con el cuidado adecuado pueden durar muchos años. Hay de muchos diseños y estilos: de cadena o eléctricos (con control), modernos o clásicos, de tonos oscuros a claros, entre muchos otros.

“Circular aire por toda la habitación como una brisa fresca ayuda a que la habitación se sienta más fría de lo que realmente está”, explica Ward Schraeder, un experto en mejoras para el hogar de bricolaje y coanfitrión de “Bargain Mansions” en HGTV. En el verano, dice, la rotación de la cuchilla se debe configurar para forzar el aire hacia abajo y obtener los mejores resultados.

AIRE CRUZADO

Es recomendable ventilar la casa entre las 7 y las 8 de la mañana, que suelen ser las horas más frescas del día. La forma ideal de ventilar es con la técnica de aire cruzado, creando corrientes de aire abriendo ventanas y puertas que estén en frente unas de las otras. Si lo haces así, pon topes para evitar que las ventanas o puertas se cierren de golpe.

Después de ventilar, deja las ventanas ligeramente abiertas durante las horas de más calor, así como cerradas las persianas, visillos o cortinas, de esa forma el calor entrará en menor medida. Si cuentas con toldos para las ventanas, déjalos bajados durante el día. Por otro lado, no olvides que el aire caliente sube y el aire frío baja, por lo que si tu casa es de varias plantas intenta mantener fría la planta de arriba. Recuerda también que si dejas las ventanas abiertas por la noche es aconsejable que estén cubiertas por mosquiteras o por visillos para evitar que entren mosquitos.

NUEVAS SÁBANAS Y ALMOHADAS

Uno de los momentos más estresantes para tener calor es mientras intentas quedarte dormido. En lugar de mantener el aire acondicionado prendido durante toda la noche o tener un ventilador en la cara, los expertos recomiendan renovar la ropa de cama. Un simple cambio en sábanas, almohadas y protectores de colchones puede marcar una gran diferencia en su capacidad para conciliar el sueño y dormir sin calor.

El dormitorio es un lugar esencial y necesario para el descanso. Si el calor no te deja dormir, usa el truco de enfriar la cama envolviendo una botella de agua helada en una toalla o utilizando la bolsa de agua caliente rellena de agua helada o hielo picado. Ponlo en la cama para que vaya enfriando las almohadas y el colchón antes de ir a dormir.

¡AYUDA AL PLANETA!

Es posible que nunca subas a tu ático en los meses de verano, pero hace calor y ese calor se cuela en el resto de su casa. Es por eso que varios ecologistas sugieren instalar un ventilador solar en el ático para extraer el aire caliente y promover la circulación de aire fresco.

No solo reduce las temperaturas en tu ático, sino que también combate la humedad que podría promover el crecimiento de moho. Como beneficio adicional, quita presión a tu sistema HVAC, reduciendo así tus facturas de electricidad.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.