A las celdas municipales fue llevado Gabriel, quien supone que su esposa lo engaña con un compañero de trabajo

Viejas rencillas con un vecino llevaron a un hombre a perder la cabeza e intentar matar a su antagonista la noche del viernes, por lo que fue detenido por otras personas que lo entregaron a las autoridades.

De acuerdo a fuentes del Ministerio Público, Gabriel N, de 37 años, acudió al domicilio de un compañero de trabajo de su esposa, en la colonia Virreyes, para encararlo, habiendo perdido la cabeza en un episodio de celos.

Los hechos tuvieron lugar al filo de las 23:25 horas y elementos de la Policía Municipal acudieron a poner orden hasta la calle Inglaterra, donde aseguraron a Gabriel y lo condujeron tras las rejas.

El pleito presuntamente deriva de tiempo atrás, cuando Gabriel halló mensajes dirigidos a su esposa que parecían acercarse más al cariño que al compañerismo laboral, pero nunca pudo comprobar una infidelidad.

PIERDE EL CONTROL

No obstante, las maquinaciones mentales de Gabriel lo llevaron a comportarse como un loco al estar harto del intercambio de palabras entre su esposa y el otro individuo, y quiso poner fin a su amistad.

Cuando la Policía llegó, vecinos indicaron que Gabriel lanzaba amenazas de muerte e insultos al afectado e, incluso, quiso colarse al domicilio, por lo que fue sometido para posteriormente enfrentar sus crímenes ante el Ministerio Público.

Su estadía en prisión dependerá de si su vecino lo denuncia penalmente o no.