Pesquisa. El caso quedó en manos del Ministerio Público, para que dé con el responsable y se aplique la ley. Foto: JETZA MÚZQUIZ
Nadie pudo hacer nada para evitar que el conductor de la ruta Zaragoza Directa, con número económico 392, huyera del lugar

Luego de atropellar a una mujer de la tercera edad, un conductor de transporte urbano decidió darse a la fuga y dejar a su suerte a su víctima. El chofer abordó un taxi, ante la mirada atónita de los pasajeros que llevaba.

Nadie pudo hacer nada para evitar que el conductor de la ruta Zaragoza Directa, con número económico 392, huyera del lugar, pues al verlo bajar de la unidad pensaron que ayudaría a la víctima, pero en un abrir y cerrar de ojos se había desvanecido como por arte de magia.

Cerca de las 09:15 horas fueron reportados los hechos, que movilizaron a las autoridades de Tránsito Municipal hasta la calle Eucalipto, antes de su cruce con el Bulevar Jardín, de la colonia Ignacio Zaragoza.

Cuando los oficiales llegaron, ya los pasajeros – que fueron abandonados al igual que el camión y la lesionada – ayudaban a la víctima, identificada como Guadalupe Carreón Torres, de 63 años.

Elementos del Cuerpo de Bomberos de la Estación Oriente acudieron para dar los primeros auxilios a Guadalupe, quien no podía ponerse de pie, siendo llevada a un hospital con una probable fractura de cadera y de clavícula.

Del conductor no se supo nada, sólo que abordó un carro de sitio y se fue con dirección al oriente, llevándose consigo el tarjetón de circulación.