El "súper ciclón" Amphan el más potente en décadas dejo un rastro de devastación tras su paso por Bangladesh y el este de la India, donde al menos 88 personas murieron, 72 de ellos solo en el estado oriental indio de Bengala.

Al menos 88 personas murieron tras el paso del "súper ciclón" Amphan por Bangladesh y el este de la India, 72 de ellos solo en el estado oriental indio de Bengala, donde la tormenta dejó además cuantiosos daños materiales.

"Hasta ahora han muerto 72 personas. Nunca había visto un desastre como este; es peor que el coronavirus", lamentó en una rueda de prensa la jefa del Gobierno de Bengala, Mamata Banerjee, que elevó así la cifra inicial del miércoles de 10 fallecidos.

"El ciclón Amphan ha dejado un rastro de devastación más allá de lo imaginable", subrayó Banerjee en su cuenta de Twitter.

Miembros de la familia se encuentran entre los escombros de su hogar destruido después de que el ciclón Amphan tocara tierra, en la aldea de Bokkhali, cerca de la bahía de Bengala, India.Foto: EFE

Las imágenes llegadas desde la región muestran la magnitud de los daños, que quedaron patentes en calles inundadas y numerosos árboles y tejados arrancados por unos vientos de entre 155 y 165 km/h y con ráfagas de hasta 185 km/h al tocar tierra en la tarde del miércoles.

La capital bengalí, Calcuta, de unos 4.5 millones de habitantes, recibió la tormenta algo más debilitada, con vientos de unos 120 kilómetros por hora, lo que no evitó que se notara su impacto.

Allí, las lluvias torrenciales anegaron amplias zonas, entre ellas el aeropuerto de la ciudad en el que las imágenes de televisión mostraron también graves daños en algunos de los hangares, que quedaron completamente destruidos.

Asim Dasgupta, un hombre de negocios del distrito bengalí de 24 Parganas, el más afectado por el ciclón, relató a Efe que permanecen sin electricidad desde la tarde del miércoles y que una construcción que había levantado en su azotea había volado completamente.

El primer ministro indio, Narendra Modi, prometió una rápida respuesta para hacer frente a la devastación causada por el ciclón en Bengala.

"No quedará una piedra sin mover para garantizar la ayuda", aseguró el mandatario en Twitter, al que Banerjee pidió en rueda de prensa que visitase Bengala para "echar un vistazo" al desastre.

Un árbol desarraigado cayó sobre un edificio residencial después de que el ciclón Amphan tocara tierra en Kolkata, India. Foto: EFE

16 MUERTOS EN BANGLADESH

 

En el vecino Bangladesh, el paso de Amphan se cobró la vida de 16 personas, la mayoría por la caída de árboles en varios distritos del suroeste del país, según confirmó a Efe la portavoz de la sala de Control de Operaciones Sanitarias de Emergencia, Ayesha Akter.

Casi 56,000 viviendas fueron totalmente destruidas y 162,000 resultaron dañadas por el ciclón a su paso por este país, añadió el secretario del ministro de Gestión y Socorro de Desastres, Shah Kamal, que apuntó que también resultaron afectados 154 kilómetros de un dique.

Kamal estimó que "el daño total asciende a 11,000 millones de takas (unos 118.2 millones de euros), que incluyen las pérdidas en el sector pesquero y agrícola y los daños en las carreteras".

EL RETORNO DE LOS EVACUADOS

 

Aún no existe una estimación monetaria de los daños en la India, aunque el director general de la Fuerza de Respuesta a los Desastres Naturales, S. Pradhan, dijo en una rueda de prensa que habrían sido mayores de no ser por una adecuada previsión del fenómeno.

Apoyados al minuto por los satélites meteorológicos indios, India y Bangladesh lograron evacuar a tiempo a cerca de tres millones de personas a ambos lados de la frontera, evitando así catástrofes como la de 1999, cuando un ciclón similar golpeó el estado de Odisha, limítrofe con Bengala, dejando más de 9,000 muertos.

Pradhan aseguró que en Odisha, también afectado esta vez, la situación está "bajo control" y que algunos de los 200,000 evacuados "han comenzado a volver a sus casas", mientras que a los cerca de medio millón de desplazados de Bengala les pidieron "que permanezcan en los refugios".

El último reporte del Departamento Meteorológico Indio indica que la tormenta, ya como "profunda depresión tropical", se interna en el subcontinente indio a una velocidad de 6 km/h con vientos de hasta 70 km/h, y en las próximas horas bajará su velocidad hasta los 50 km/h máximo y, con ello, reducirá su capacidad destructiva.

 

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantará que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así­ como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.