Rosario Robles Berlanga, extitular de Sedatu | Foto: Especial
Rosario Robles obtuvo de un juez federal la suspensión provisional contra cualquier orden de aprehensión que gire en su contra la FGR

México.- Rosario Robles obtuvo de un juez federal la suspensión provisional contra cualquier orden de aprehensión que gire en su contra la Fiscalía General de la República (FGR), por aquellos delitos que no ameriten prisión preventiva.

El Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Material Penal en la Ciudad de México concedió la suspensión e impuso una garantía de 100 mil pesos, para que tenga efecto la misma, y precisó que la determinación no constituye la concesión del amparo.

El efecto de la suspensión es que Robles Berlanga, a quien la FGR acusa de ejercicio indebido del servicio público, no sea privada de su libertad.

Una vez que se entregue el dinero de la garantía, Robles deberá comparecer ante ese juzgado los lunes de cada semana o el día siguiente si es inhábil.

También deberá acudir a firmar en el libro de quejosos para que se le conceda la suspensión contra actos privativos de la libertad, específicamente la orden de aprehensión, además tendrá que comparecer cuantas veces sea citada dentro del proceso que se le sigue.

Rosario Robles se desempeñó como titular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. 

Las acusaciones contra Rosario Robles

Ayer 8 de agosto, la FGR la imputó formalmente por el delito de ejercicio indebido del servicio público en su modalidad de "omisión", debido a que no actuó ni dio respuesta a los reportes de subordinados sobre irregularidades y desvíos en las dependencias a su cargo, por al menos 27 contratos con universidades públicas y sistemas de comunicación estatales para "servicios no requeridos ni ejecutados". 

El Ministerio Público Federal asegura que las omisiones de "Chayito" causaron un daño a la Hacienda Pública por 5 mil 73 millones de pesos.

La exfuncionaria federal se presentó a la audiencia en su contra y luego de más de 11 horas de diligencias, abandonó el Reclusorio Sur a bordo de su camioneta BMW, pues será hasta el lunes 12 de agosto que el juez de control decida si la vincula o no a proceso.