Afirman. La administración aún tiene que abordar el tema públicamente. / Especial
Expertos en comercio concluyen que la Casa Blanca no está dispuesta a lanzar otra batalla comercial agotadora que podría afectar a los mercados

CDMX.- La amenaza del presidente Trump, de imponer aranceles a las importaciones de automóviles, se enfrenta a crecientes posiciones en contra dentro de su propio país, ante una oposición del Congreso, los desafíos legales y el rechazo de los consumidores, destacó el diario The Wall Street Journal (WSJ).

Tres semanas después de que el Departamento de Comercio presentara un informe sobre las posibles tarifas a automóviles terminados y sus partes, la Administración aún tiene que abordar el tema públicamente.

En este entorno, apuntó WSJ, expertos en comercio concluyen que la Casa Blanca no está dispuesta a lanzar otra batalla comercial agotadora que podría afectar a los mercados y a la campaña electoral del 2020.

AUTOMÓVILES HECHOS EN EU SERÍAN MÁS CAROS

Recordó que cuando Trump propuso los aranceles por primera vez el año pasado, advirtió que los autos importados del extranjero serían afectados con aranceles de hasta el 25%.

Anotó que los automóviles fabricados en Estados Unidos también serían más caros, porque los aranceles también se impondrían a los componentes importados, que generalmente representan entre el 40 y el 50% de los vehículos nacionales.

“El precio de los vehículos aumentaría para las familias estadounidenses de ingresos medios que manejan”, citó WSJ a la representante Jackie Walorski, republicana de Indiana.

La legisladora señaló que también le preocupa que los fabricantes de autopartes y vehículos recreativos en su distrito enfrenten luego represalias en el extranjero.