Esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer su censo de población 2020, donde, claro, los primeros datos son que ya somos 126 millones de mexicanos y más de 3.1 millones de coahuilenses.

Saltillo creció 21.35 por ciento mientras que Torreón 12.70 por ciento. Municipios como Ramos Arizpe crecieron 61.99 por ciento, mientras que otros como San Pedro o Viesca disminuyeron su población en 10 años, 1.5 y 4.7 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, además de las cifras de cajón que siempre muestra el Inegi, como el crecimiento de la población, que hay más mujeres que hombres, que hay menos casamiento, que hay menos personas que se dijeron católicas, fenómenos como la migración o problemas de vivienda, salud o educación, hay en esa selva de cifras algunas que nos deben poner a reflexionar.

En el País hay 813 mil 770 adolescentes entre 12 y 14 años que son económicamente activos, es decir, un 12.4 por ciento de la población de esa edad. En 10 años aumentó la cifra, pues en 2010 había 275 mil 443 económicamente activos en ese rango de edad, un 4.2 por ciento de la población de entonces.

Y Coahuila no difiere de la tendencia nacional: hay en 2020, 9 mil 675 menores entre 12 y 14 años que son económicamente activos, es decir, 6 por ciento de la población de ese rango de edad. Y la cifra significa un aumento en comparación con 2010, año en que eran 3 mil 818 adolescentes, es decir, el 2.4 por ciento de la población en ese entonces.

Hay, según el Censo 2020, 18 mil 045 coahuilenses económicamente activos sin escolaridad y 199 mil 039 con primaria (al menos un grado aprobado). Además, 35 mil 769 tienen secundaria incompleta.

Y se agrava entre la población que no es económicamente activa: 32 mil 030 coahuilenses no tienen escolaridad, 245 mil 564 apenas primaria y 110 mil 436 secundaria incompleta.

También hay 39 mil 038 coahuilenses entre 6 y 14 años que no saben leer ni escribir y hay 38 mil 606 analfabetas, 11 mil 623 menos que hace 10 años.

En todo el País hay 36 mil 989 adolescentes de entre 12 y 14 años que no están solteros (.5 por ciento de la población total en ese rango): 21 mil 867 viven en unión libre, 2 mil 545 están casados civilmente, 501 religiosamente, 3 mil 150 tanto civil como religiosamente, mil 674 ya están separados, 220 están divorciados y 443 se dijeron viudos o viudas.

En Coahuila hay 789 adolescentes de entre 12 y 14 años con una situación conyugal diferente a ser solteros (.49 por ciento del total de población en ese rango): 103 están casados o casadas civilmente, dos religiosamente, 89 casados tanto civil como religiosamente, 434 están en unión libre, 32 ya dijeron estar separados, 8 divorciados y 14 viudas o viudos (107 no especificaron).

¿Se imagina un adolescente de 12, 13 o 14 años casado? ¿O en unión libre? O peor aún, ¿ya divorciado? ¿En qué momento 434 niños de 12 a 14 años se fueron a vivir solos o en qué momento algunos papás decidieron aceptar que viviera con ellos la novia o novio de su hijo o hija? ¿Por qué un menor de 12 o 14 años puede estar viudo? ¿Qué situación hay detrás?

Cierto, la cifra es menor a hace 10 años, pues en 2010 era de 103 mil 342 adolescentes (1.5 por ciento del total) en el País en ese rango de edad y en esa condición conyugal, y en Coahuila eran 2 mil 843 adolescentes (1.79 por ciento del total) que vivían una situación conyugal distinta a la soltería.

En el rango de 15 a 19 años: en todo el País son un millón 018 mil 474 entre 15 y 19 años que no están solteros (9.4 por ciento de la población en esa edad): 858 mil 297 viven en unión libre, 2 mil 423 ya quedaron viudos o viudas, mil 336 divorciados, 64 mil 397 separados, 54 mil 189 casados en el ámbito civil, 9 mil 612 casados religiosamente y 19 mil 369 tanto civil como religiosamente.

Mientras que en Coahuila son 26 mil 594 que viven una situación conyugal que no es la soltería (9.8 por ciento de la población en ese rango): 2 mil 256 se casaron civilmente, 78 religiosamente, 525 por ambos conceptos, 21 mil 798 están en unión libre, mil 735 ya se separaron, 27 ya se divorciaron y 46 viudas o viudos.

En 2010, el 12 por ciento de la población de 15 a 19 años no era soltera. La cifra en Coahuila también bajó, pues en 2010 el porcentaje era de 13.4 por ciento de mujeres en este rango que no estaban solteras.

AL TIRO

Sin duda, si nos comparamos con otros estados, Coahuila saldría bien parado en muchas cifras. Pero eso no debe hacernos sentir mejor. La realidad es que hay problemas sociales que están lejos de resolverse.

Y en ese sentido la pregunta es: ¿qué se ha hecho? ¿Qué se hace todos los días para que no haya embarazos en adolescentes, para que no haya niños trabajando en las calles y no estudiando en las aulas, para que todavía existan personas que en el ámbito laboral que no saben leer o simplemente que haya analfabetas?

Sin duda estas cifras son otra deuda de los gobiernos, más acostumbrados al clientelismo y la administración de la pobreza y desigualdad, que a la erradicación de esos oprobios. La pregunta ahora es: ¿será igual en 2030?