Acusado. Martín “N” no se presentó a declarar ante el fiscal. Foto: Especial
Afirman vecinos que no han visto al acusado de delitos sexuales

El entrenador de atletismo de alto rendimiento faltó a su primer citatorio ante la Fiscalía General del Estado, dentro de una carpeta de investigación en la que dos menores de edad lo acusan de delitos sexuales.

Fuentes que conocen el proceso aseguraron que Martín “N” no se presentó para dar su versión en torno a las acusaciones. Se informó que este es el primero de tres citatorios que el entrenador recibirá para atender las dos denuncias que ya se encuentran con carpeta de investigación dentro de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia.

Las autoridades podrán citarlo dos veces más y en caso de que el acusado no se presente, el siguiente paso será una orden de comparecencia para que se presente a responder a los señalamientos realizados por las víctimas. De acuerdo con las fuentes consultadas, la orden de aprehensión contra el sospechoso no ha sido girada por un juez, pese a que ya transcurrieron al menos 20 días desde que las menores acudieron con sus padres a interponer la denuncia penal en la Pronnif.

 

Vecinos de Martín expusieron a VANGUARDIA, en forma anónima, que tienen dos días de no ver al entrenador en su domicilio, por lo que consideraron que puede estar escondiéndose. La semana pasada, las autoridades investigadoras confirmaron que existen tres denuncias en contra de Martín “N”, dos presentadas por menores de edad y una interpuesta por una joven que estudia nivel universitario.

Según las investigaciones, las tres denunciantes eran entrenadas por el acusado, quien presuntamente cometió los delitos sexuales en las instalaciones del Estadio Olímpico. Las denuncias contra Martín fueron interpuestas a principios de este mes y, de acuerdo con las indagaciones, las afectadas ya declararon ante el Ministerio Público. Familiares de las afectadas han manifestado sus dudas, sobre todo por lo lento del avance de las investigaciones y por su temor a que las declaraciones de las víctimas sean minimizadas por las autoridades.