Un equipo de investigadores desarrolló en Alemania un programa de inteligencia artificial capaz de distinguir, con más de un noventa por ciento de acierto, la pornografía infantil de la adulta. Foto: Idc online/iStock
Un equipo de investigadores alemanes desarrollaron un programa de inteligencia artificial que es capaz de distinguir, con más de un noventa por ciento de acierto, la pornografía infantil de la adulta.

Un equipo de investigadores desarrolló en Alemania un programa de inteligencia artificial capaz de distinguir, con más de un noventa por ciento de acierto, la pornografía infantil de la adulta para ayudar a la Justicia.

El responsable de Justicia del Land de Renania del Norte-Westfalia, Peter Biesenbach, presentó s los resultados de un año de trabajo de esta iniciativa en la que han trabajado científicos y el gigante tecnológico estadounidense Microsoft.

El grupo de trabajo a cargo de este proyecto logró en apenas un año abrir unas 1,600 diligencias contra más de 1,800 personas gracias al empleo de esta herramienta.

El objetivo no es sustituir la valoración humana y jurídica en los casos de pornografía infantil, sino filtrar rápidamente grandes cantidades de material sospechoso, lo que puede ayudar en las pesquisas contra redes de pedófilos y pederastas.

Un equipo de investigadores desarrolló en Alemania un programa de inteligencia artificial capaz de distinguir, con más de un noventa por ciento de acierto, la pornografía infantil de la adulta. Foto: Wired UK/SHUTTERSTOCK

"Esto va a revolucionar el trabajo de la fiscalía", aseguró Biesenbach, que calificó de "única a nivel mundial" la cooperación de humanos e inteligencia artificial en la investigación de este tipo de casos.

Sin la ayuda de la inteligencia artificial es imposible filtrar el flujo de información en el ámbito de la pornografía infantil y los abusos contra menores, agregó.

El sistema, que estará exclusivamente gestionado por la fiscalía y bajo autorización, recogerá las imágenes "de forma abstracta y anónima", como exige la ley para garantizar la protección de datos, explicó el fiscal Markus Hartmann, director de la Unidad de Ciberdelitos de Renania del Norte-Westfalia.

El proyecto se puso en marcha a raíz de la difusión en un corto espacio de tiempo de varios grandes escándalos de abusos de menores masivos y de la desarticulación de distintas redes de pornografía infantil en Alemania.