Google homenajea a Mendeléyev, uno de los químicos más importantes de la historia de Rusia

Por: La Vanguardia

Dmitri Ivánovich Mendeléyev (Siberia 1834, San Petersburgo 1907) está considerado uno de los químicos más importantes de la historia por haber descubierto el patrón subyacente de la tabla periódica de los elementos.

Con la excusa del 182º aniversario de su nacimiento, el popular buscador Google rinde tributo a Mendeléyev. Para la ocasión se ha personalizado el Doodle ilustrando al químico con el componente del Azufre en la mano y con una de las primeras tablas periódicas detrás.

Mendeléyev nació en una familia numerosa y humilde (se tiene constancia de al menos 17 hermanos). Su padre se quedó ciego nada más nacer él y fue la madre la encargada de llevar las riendas de la familia al ponerse a dirigir la fábrica de cristal fundada por su abuelo. Precisamente en esa fábrica el joven Dmitri conoció a un químico que le inculcó el amor por las ciencias. Sin darse cuenta, ahí nacía una vocación que le hizo pasar a la historia.

En 1869 publicó su gran obra ‘Principios de la química’, en la que desarrollaba la teoría de la tabla periódica. Sin darse cuenta sentó las bases para realizar una clasificación definitiva de los elementos en base a su masa atómica de forma creciente. Se categorizan en la misma columna aquellos elementos que tienen algo en común.

Dmitri Mendeléyev no se quedó solo con eso. Decidió alterar el orden de las masas para ordenarlos según sus propiedades cuando fuera necesario. Además, hizo de visionario al dejar huecos en blanco para nuevos elementos, que se fueron añadiendo con el paso de los años hasta la actualidad.

Adicto a la química

Su forma de trabajar le hizo ganarse la fama de gruñón. Aunque era un adicto a su profesión, se pasaba las horas gritando, gruñendo y refunfuñando. Según relató él mismo, de esta forma lograba mantenerse vivo y no contraer úlcera.

Mendeléyev se consideró un genio por saber aplicar todo los conocido y poder predecir lo no conocido sobre los elementos químicos. Pero es que además realizó numerosos trabajos a lo largo de su vida en campos tan diferentes como la ciencia, agricultura, ganadería, industria, petróleo, etc.

Con su impecable currículum hubiera sido considerado un químico célebre en cualquier país, pero sus ideas liberales hicieron que Rusia nunca reconociera sus méritos de forma oficial. De ese modo nunca fue admitido en la Academia Rusa de las Ciencias como él anhelaba.