Gamers. Atletas digitales, de izquierda a derecha: Leonel Salas, Jonathan Rivera y Ricardo López. OMAR SAUCEDO
Este equipo de e-sports de la Universidad Carolina destaca a nivel nacional y con él buscan darle mayor presencia a la escena de los videojuegos como deporte; con miembros de México y de otros países como Colombia, Venezuela, Uruguay y Perú

Desde que los videojuegos existen es parte de ellos la competitividad. Al principio los jugadores competían para ver quién obtenía un mayor puntaje pero conforme los juegos se hicieron más complejos los objetivos, las estrategias y los competidores evolucionaron también.

Ahora se celebran grandes torneos de juegos que ponen a prueba las habilidades y conocimientos de individuos o equipos sobre las mecánicas del mismo y en Saltillo el equipo Dragones Esports, de la Universidad Carolina, es uno de los más destacados a nivel nacional.

En entrevista para VANGUARDIA Jonathan Rivera, coordinador de los equipos de e-sports de la UCA, Ricardo López, capitán del equipo de Overwatch y Leonel Salas, capitán del equipo de League of Legends, nos contaron cómo es la escena de  los videojuegos a nivel competitivo en el país y el apoyo que les ha proporcionado la universidad para desarrollar esta práctica como cualquier otro deporte profesional, apoyando sus estudios a su vez.

Rivera comentó que antes de que esta universidad comenzara a darles el apoyo como equipo representativo ya tenían en su haber varias victorias en torneos a nivel nacional en juegos como Smite, ahora ya no tan popular, que ganaron bajo el nombre de LichT Esports.

Ahora, como Dragones Esports, este grupo está integrado por miembros de Saltillo, así como del resto del país, además de jóvenes provenientes de países como Colombia, Venezuela, Uruguay y Perú, quienes fortalecen las filas del equipo y las del alumnado de la UCA.

Ellos compiten actualmente en más de cinco competencias anuales de Overwatch, un shooter por equipos y League of Legends, uno de los más populares multijugadores de arena de los últimos años, así como el juego de peleas Super Smash Bros de Nintendo, aunque mencionaron que se encuentran en periodo de pruebas para conformar las divisiones de Fortnite, Free Fire y Brawl Stars.¿

Crecimiento de la escena en México

Si bien existen competencias cada cierto tiempo, en convenciones o auspiciadas por marcas deportivas o de otra índole, a diferencia de otros países la escena de los esports no tiene una audiencia constante, aunque TV Azteca busca cambiar eso al haber hecho un contrato con la liga más importante de League of Legends para transmitir sus torneos.

A este crecimiento y auge busca sumare UCA con este equipo, y sus miembros nos comentaron cómo es ser parte de cada una de las comunidades, pues el ambiente varía entre juego y juego.

“El auge en League of Legends ahorita es muy grande, siempre lo ha estado pero ahorita más porque la liga profesional está en México; en Overwatch está un poco más relajado por cuestiones de gente que sigue el juego pero tiene un competitivo muy sano”, comentó Rivera, “en ese juego somos el primer lugar nacional y vamos a representar a México en los siguientes Juegos de Esports del Caribe”.

De la sala al campeonato

Cada uno de ellos vio en sí mismos habilidades particulares que, al desarrollarlas, comenzaron a hacerles ganar premios y torneos, lo que los fue llevando a profesionalizar esta actividad, que consideran un compromiso serio y al cual dedican varias horas de práctica estructurada al día.

“El cambio de un ambiente casual a uno profesional es grande”, nos contó Leonel Salas, originario de Venezuela, “lo más difícil es luchar contra los estigmas, porque mucha gente cuando ve que eres parte de esports, gente ajena al mundo de los esports, solo ve una persona jugando jueguitos en una computadora, pero hay mucho más esfuerzo detrás”.

“Cuando ya te dedicas de manera profesional, son horas de entrenamiento, son horas de dedicación que tú le das al juego, son estudios, apoyo de empresas grandes como Universidad Carolina, Invaders y Balam Rush que siempre nos están apoyando, entonces ese tipo de cosas siempre van a estar ahí para que des más de ti”, agregó.

La presencia de Twitch

Este servicio de streaming se ha convertido en la plataforma líder para que los aficionados a ver torneos competitivos, amateur o profesional, de sus juegos preferidos puedas estar al pendiente de las competencias y Dragones Esports también tiene entre sus planes el ser parte de esta comunidad, aunque su prioridad en estos momentos es la de continuar creciendo como equipo.

El siguiente paso

Los miembros de Dragones Esports son todos estudiantes de nivel universitario en la UCA y señalaron que al igual que otras figuras de la escena dependerá de cada quién si perseguirá una carrera en el medio o se desempeñará en aquello para lo que estudió, pero recalcaron que sin el apoyo de estas instituciones no sería posible tomar la decisión con las mismas oportunidades.

Nuevos juegos para el mercado

La industria, al ver la rentabilidad de este tipo de juegos, ha creado en años recientes cada vez más y más títulos pensados para convertirse en el nuevo League of Legends, o el nuevo DOTA, aunque no siempre con el mejor de los éxitos.

Por el contrario, hay compañías, como Nintendo, con productos muy populares como Smash Bros, cuya escena competitiva no es del interés de la empresa, por lo que otros desarrolladores buscan aprovechar dicho mercado.

Al respecto, Ricardo López mencionó que “muchos juegos ven esa oportunidad e intentan que la gente que está en la escena de Smash voltee y diga, allá sí están apoyando, vamos a movernos para allá”.

“League of Legends hizo una iniciativa similar, sacó un juego para cada tipo de modalidad, sacó un juego para shooters, para peleas, para cartas, de estrategias, como que quiere acaparar ese mercado y lo que vendió fueron mejorías en el modo que no han arreglado compañías que ya están establecidas”, añadió.