Especial/ Elon Musk tiene diferentes ambiciones y quiere cambiar la forma en que accedemos a Internet para siempre, brindando acceso digital incluso a las economías en desarrollo
La constelación de satélites Starlink ha visto la llegada de la milésima estrella. Ahora la empresa de Elon Musk controla más del 25% de los satélites en órbita

La constelación de Starlink ha superado oficialmente los 1.000 satélites. Esto es sorprendente: la compañía de Elon Musk controla más del 25% de todos los satélites en órbita.

La misión Starlink 17 fue el último paso, en orden cronológico, dentro de la estrategia a largo plazo de la empresa. El objetivo final, les recordamos, es lanzar más de 40.000 satélites para activar un servicio de Internet ultrarrápido que prescinde de infraestructuras terrestres.

 

Hoy en día, los servicios de Internet por satélite cubren principalmente áreas a las que no pueden llegar las infraestructuras de fibra, como lo demuestra la última iniciativa de Open Fiber para llegar a islas y cabañas. Elon Musk tiene diferentes ambiciones y quiere cambiar la forma en que accedemos a Internet para siempre, brindando acceso digital incluso a las economías en desarrollo.

Al 1 de febrero, exactamente 946 satélites Starlink estaban activos, lo que equivale al 27,3% del total de satélites, de agencias espaciales y empresas privadas, en órbita.

Manteniendo el ritmo actual, escribe The Guardian, se espera que la proporción de satélites en poder de la compañía de Elon Musk alcance pronto el 50%. Mientras tanto, los esfuerzos de los competidores directos también están creciendo, como OneWeb, que apunta a llevar 648 satélites al espacio para 2022.