La historia del malogrado Rey de Inglaterra Enrique V ha inspirado desde creadores como el no menos célebre autor británico William Shakespeare a cineastas británicos que van de Laurence Olivier a Kenneth Branagh.

La leyenda del joven príncipe convertido en rey propició que el mismo Shakespeare incluyera en su pieza teatral del mismo título un icónico personaje de ficción llamado Falstaff, un caballero venido a menos por el gusto por la bebida quien resulta ser el mentor y guía del borracho e irresponsable Hal, quien con el tiempo se convierte en Enrique V, y del cual se encariñó tanto otro gran cineasta shakesperiano del siglo XX como el norteamericano Orson Welles que lo hizo su personaje protagónico en el clásico “Campanadas de Medianoche”, que él mismo interpretó además de adaptar y dirigir como era su costumbre en 1965.

Con estos antecedentes, y habiendo servido de material para las óperas primas como directores de los mencionados Laurence Olivier en 1944 así como de Kenneth Branagh en 1989, “Enrique V” no dejó de tentar a un par de cineastas en su caso de origen australiano como David Michod (“Reino Animal”; “El Cazador”) y Joel Edgerton (“Corazón Borrado”) para que volvieran a unir sus talentos el primero como director y el segundo como actor y guionista haciendo homenaje por su parte al maestro Orson Welles al hacer su propia versión de Falstaff en su propia adaptación de “Enrique V” que bajo el título de “El Rey” ("The King") se estrenó el pasado viernes 1 de noviembre en la plataforma de Netflix.

“El Rey” inicia a principios del siglo XV cuando el Rey Enrique IV (Ben Mendelsohn) decide confiar su reinado a su tercer hijo Thomas (Dean Charles-Chapman, de la próxima a estrenarse “La música de mi vida”) por no ver a Hal (el nominado al Oscar Timotheé Chalamet por “Llámame por tu Nombre”) como un digno heredero al trono pero las circunstancias adversas de la época así como algunos de sus súbditos traicioneros lo llevan a heredar el trono pero también la guerra contra Francia que inició su padre y que marcarán el legado de Hal, convertido en el Rey Enrique V, para siempre.

Con “El Rey” no sólo se reafirma el talento detrás de las cámaras de David Michod como director y de Joel Edgerton tanto como actor y guionista, pero si la película tiene una justificación para verse además de su buena manufactura en general es por el peso histriónico de Chalamet primero como el valemadrista Hal pero a raíz d ellos acontecimientos que se le presentan como el decidido monarca Enrique V, y no por nada sigue comprobando el por qué cineastas de diversas latitudes además del mismo Michod como lo son el norteamericano Woody Allen (en la próxima a estrenarse “Un día lluvioso en Nueva York”) o el canadiene Denis Villeneuve (en la nueva adaptación fílmica de “Dunas”) lo han elegido como actor protagónico de sus respectivos proyectos.

Aparece también el británico Robert Pattinson, a quien Michod dirigió previamente en “El Cazador”.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo