El pasado lunes 7 de junio, dos perritos cayeron en el Socavón de Santa María Zacatepec en Puebla. Uno de ellos (Spay) un cachorro de raza Pitbull que tenía dueñas, y el otro (Spike) era un perrito criollo que vivía en la calle. Fátima y Tania, las dueñas de Spay contaron que su perrito de tan solo 8 meses jugaba con Spike cuando de pronto cruzaron las bardas de seguridad y cayeron en el socavón. De inmediato fueron a reportar el caso a Protección Civil pero les dijeron que ellos no podían hacer nada al respecto, y citando textualmente la respuesta que les dieron fue: “Vale más la vida de un humano que la de un perro y no podemos hacer nada”. A pesar de recibir una negativa tras otra, ellas no se rindieron y siguieron insistiendo cada día. Después de que el caso saliera a la luz, se viralizara en redes sociales, y la gente presionara con indignación a las autoridades, tomó 72 horas para que el cuerpo de Protección Civil de Puebla pudiera rescatarlos.

¿Te imaginas la impotencia que debieron sentir al ver a su perrito (literalmente) en el hoyo? Que frustrante debe ser no poder hacer nada por ayudar a tu mascota y que además las autoridades que supuestamente deben estar capacitadas para resolver estas situaciones y actuar al servicio de la comunidad tengan una actitud tan mediocre, insensible y poco empática. Entonces, si nuestra seguridad está en manos de estas personas, somos nosotros quienes estamos en el hoyo.

Desde el punto de vista de muchas personas, las autoridades tardaron en tomar cartas en el asunto. Muchas otras personas (como siempre sucede en estos casos) argumentaban que era una “pérdida de tiempo” el intentar rescatar a estos dos peludos, como si sus vidas no valieran por el simple hecho de ser animales. Otras personas se encargaron de recordarle a esta gente insensible que cuando hemos sufrido accidentes, tragedias y desastres naturales, los cuerpos de rescate siempre están integrados por nuestros amigos de cuatro patas. Nunca es una pérdida de tiempo rescatar animales mientras hay animales rescatando humanos, y quienes tenemos mascotas podemos confirmar que no necesitas estar debajo de los escombros para que un animal te salve la vida. Ellos lo hacen todos los días dándonos su compañía y su amor como lo hicieron cada día de nuestro encierro en la cuarentena.

Fue hasta el jueves 10 de junio que ambos animalitos fueron puestos a salvo, para luego ser trasladados a valoración y resguardo del Instituto de Bienestar Animal de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo sustentable y Ordenamiento Territorial. Ahí tendrían que esperar 48 horas más bajo observación para que luego Spay pudiera reencontrarse con sus dueñas y Spike será puesto en adopción con el apoyo de las asociaciones animalistas locales.

Este caso es el claro ejemplo de que nuestro país cuenta con instituciones, organizaciones y dependencias delegadas para muchas de las necesidades de la sociedad, por lo que crear nuevas no es la solución. Sin embargo es evidente que aún hay mucho que trabajar y acotar en su funcionamiento y regulación, y que además la gente que las conforma no siempre está capacitada o simplemente no tiene el nivel de empatía, compromiso, sensibilidad, disposición y espíritu altruista que estas labores demandan. En nuestra ciudad por ejemplo, contamos con la Policía Ambiental, pero desafortunadamente en muchos de los casos la respuesta que dan es muy parecida a la que recibieron Fátima y Tania cada día de la semana pasada. De esa manera, las asociaciones y rescatistas independientes tenemos que encargarnos por completo de resolver los problemas que tendrían que ser atendidos por las autoridades o cuando menos, contar con su apoyo. Estamos seguros de que el hecho de que existan estas dependencias ya es un gran paso en el camino a una ciudad mejor para todos, mientras tanto, no dejemos de exigir su mejora.

Wilma y los casi 40 peluditos de Brigada Rescate están esperando un hogar en donde les den mucho amor. Recuerda que con cada adopción, podremos darle oportunidad a un perrito más. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos acompañes en nuestras redes sociales. Búscanos en Facebook e Instagram como Brigada Rescate Saltillo. #JuntosDejamosHuella.

 

FOTO: CORTESÍA / Wilma y los casi 40 peluditos de Brigada Rescate están esperando un hogar en donde les den mucho amor.