Deceso. Los vecinos dijeron que don Joel salía todas las mañanas a pedir comida o dinero, pero ayer lo vieron cruzar la avenida Principal y luego desvanecerse atrás de un transporte de personal. Juan Francisco Valdés
Los vecinos revelaron que todas las mañanas don Joel salía en busca de ayuda, como comida o monedas

A un costado de un transporte de personal quedó el cuerpo de un sexagenario, víctima de las enfermedades que padecía desde hace varios años.

Alrededor de las 7:30 horas, Joel M., de 60 años, se encontraba sobre la avenida Principal, entre Sierra de Tarahumara y Sierra de las Pinos, en colonia Valle Escondido, cuando se desvaneció.

Autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), que acudieron a tomar conocimiento del hecho, informaron que no se trató de una muerte violenta, pues el adulto mayor padecía de hipertensión arterial y diabetes.

Los vecinos revelaron que todas las mañanas don Joel salía en busca de ayuda, como comida o monedas, y aseguraron que ayer cerca de las 7:30 horas lo vieron cruzar la calle Principal y luego desvanecerse.

Creyeron que estaba ebrio y solicitaron ayuda al 911 quienes enviaron una ambulancia de bomberos.

Los paramédicos solo confirmaron la muerte de don Joel para luego solicitar la intervención de las autoridades.

Al lugar se presentaron familiares y, como no se trató de una muerte violenta, solo se procedió al levantamiento del cuerpo, así como al traslado a una empresa fúnebre sin necesidad de llevarlo al Semefo.