Archivo
“No tenía libertad como ser humano. Era casi como estar presa”, señaló a la revista Cosmopolitan la cantante

CDMX.- Para Mariah Carey su matrimonio con Tommy Mottola,actual pareja de Thalía, no fue una buena experiencia.

La cantante reveló que durante el tiempo que estuvieron casados, ella no se sintió libre, al contrario, fue como estar presa.

“No tenía libertad como ser humano. Era casi como estar presa”, señaló a la revista Cosmopolitan. “Hubo un esfuerzo consciente por mantenerme como la clásica chica americana, lo que sea que signifique eso”.

Carey y Mottola se conocieron en 1991, cuando él era jefe de Sony Music, se casaron en junio de 1993 y el divorcio vino cinco años después. Ya en el pasado, la intérprete había dicho que el productor era un hombre controlador que llegó a encerrarla en su mansión incluso tras convertirse en la cantante más popular del mundo.

En 2013, Mottola se disculpó con la cantante en libro “Hitmaker: The Man and His Music”,  sintió que era importante presentar su versión de la historia tras las “duras” y “falsas” descripciones que por años había dado Carey en entrevistas.

“Lamento profundamente cualquier malestar o dolor que inevitablemente le causé con todas mis buenas intenciones”, escribió.

Emilio Estefan dijo en 213 que el divorcio de Carey llevó a su amigo Mottola a un periodo oscuro personal, uno que se alegra haberlo a ayudado a dejar atrás al presentarle a su actual esposa, la cantante y actriz mexicana Thalía, con quien tiene dos hijos.