ARCHIVO
Desde el pasado 11 de septiembre los hijos del doctor utilizaron las redes sociales para dar a conocer la problemática que estaba viviendo su padre

La tarde noche de este primero de octubre trascendió el fallecimiento del reconocido otorrinolaringólogo Víctor Homero de la Garza Tenorio, la causa fue el COVID-19.

La noticia fue confirmada por su hijo Rogelio Garza a través de su cuenta de Facebook, toda vez que gran parte de la población monclovense conoció al doctor y estuvo al pendiente de su estado de salud al darse a conocer que fue positivo al coronavirus.

“Les comunico que el Dr. Victor Homero De la Garza Tenorio. Mi papá. Acaba de fallecer el dia de hoy. Luchó como un guerrero pero Dios lo mandó llamar. Gracias a todos por sus oraciones y el apoyo recibido. Descansa en Paz Papá. Te mando un abrazo hasta el cielo”.

Desde el pasado 11 de septiembre los hijos del doctor utilizaron las redes sociales para dar a conocer la problemática que estaba viviendo su padre.

Dieron a conocer que la familia pasaba por una situación crítica derivada de la salud del doctor Garza Tenorio, toda vez que trabajando contrajo covid-19 y su salud se deterioró al pasar algunos días.

Por una complicación de una encefalitis fue hospitalizado en el Hospital Muguerza en Monterrey de alta especialidad debido a que se quedó su seguro de gastos médicos fue cancelado y le negaron la atención en el Hospital del Magisterio en Monclova.

 Se declaró que su estado era crítico y grave, aunque estaba estable hasta ese día.

Al ser un nosocomio de alta especialidad, los gastos fueron inflándose de inmediato y la familia pidió apoyo a sus amigos y familiares a través de redes sociales.

“Mi padre siempre ayudó a muchos pacientes, y ahora con esta pandemia le tocó sufrir estos estragos de esta enfermedad, a los que nos puedan ayudar económicamente debido a los altos costos de la hospitalización, toda la ayuda que sea será agradecida, les paso la cuenta de mi mamá” expuso Rogelio en una publicación.

Hasta hace algunos días, se informó que después e haber estado en Monterrey los primeros diez días más críticos de la enfermedad, se le traslado al hospital universitario en esa misma ciudad.

Todo marchaba bien pues quince días después de haber estado en terapia intensiva los médicos ordenaron su extubación para que iniciara su proceso de recuperación y rehabilitación.

“No tenemos forma de agradecerles todas las muestras de cariño y apoyo y sobre todo gracias a Dios por habernos escuchado” se expuso en el momento.

Sin embargo el virus volvió a atacar al organismo del médico y fue la noche de este primero de octubre que perdió la batalla contra la enfermedad que ha ocasionado un gran número de decesos en el sector salud de Monclova.