Especial/ Echevarría fue exhibido en 2017 por Enrique Ochoa, entonces presidente nacional del PRI, con un material en el que el propio Echevarría reconoce y respalda públicamente
El Gobernador tiene una cercanía con con el exfiscal del estado Edgar Veytia Cambero, detenido en Estados Unidos y condenado en el 2019 a 20 años de prisión

De acuerdo con la columna de Lourdes Mendoza, publicada por El Financiero, Antonio Echevarría, Gobernador de Nayarit, es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera, por sus posibles con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Añade que en julio de 2019,  se suscitó una balacera en un restaurante de Zapopan, Jalisco, en el que comía con su esposa y sus hijos. Los atacantes fueron directamente contra el jefe de plaza de Guadalajara y Zapopan del CJNG, que estaba cerca de su mesa, y quien presuntamente estaba a cargo de la seguridad de la señora de Echevarría junto con las escoltas de Seguridad Pública de Nayarit.

Así mismo, el Gobernador tiene una cercanía con con el exfiscal del estado Edgar Veytia Cambero, detenido en Estados Unidos y condenado en el 2019 a 20 años de prisión, por conspirar para fabricar y distribuir heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana.

Echevarría fue exhibido en 2017 por Enrique Ochoa, entonces presidente nacional del PRI, con un material en el que el propio Echevarría reconoce y respalda públicamente al exfiscal Veytia: “Yo siento ahora un Nayarit cambiado; un Nayarit con certidumbre; un Nayarit con seguridad; un Nayarit donde nos da confianza por la nueva fiscalía que se creó con el licenciado Veytia. Y pues lista, para emprender nuevos negocios […]. Quiero agradecerle a, repito, el licenciado Veytia, por regresarnos a los empresarios esta seguridad y esta certidumbre para seguir invirtiendo”.

Agrega Mendoza que tiene al estado en quiebra financiera. También sus colaboradores se encuentran en graves problemas: Juan Luis Chumacero, de Administración y Finanzas, así como Miguel Enrique González, subse de Ingresos, y Ricardo Gómez Jiménez, director general de la Tesorería, así como su secretario particular Roberto Gerardo López.