Revisión. Riquelme estuvo con el gabinete de seguridad federal en CDMX.
El Gobernador Miguel Riquelme se reúne con el gabinete federal para revisar y reforzar estrategia conjunta anticrimen Coahuila-Federación

CDMX.- El Gobierno del Estado y la Federación realizaron ayer un nuevo balance tras el ataque a la población de Villa Unión, reportado el pasado 30 de noviembre.

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís se reunió con el gabinete de Seguridad Nacional, encabezado por el general Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Sedena; almirante José Rafael Ojeda, secretario de Marina; Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana; y el general de Brigada Luis Rodríguez Bucio, Primer Comandante de la Guardia Nacional.

En este encuentro se determinaron las acciones de seguimiento para prevenir otro hecho de este tipo en la entidad.

“Hoy hacemos una evaluación sobre el trabajo en coordinación de los otros niveles de Gobierno, con el apoyo del Ejército. Coahuila hace permanentemente todo lo necesario para proteger a los ciudadanos, por eso hoy fue una reunión de evaluación y estrategia, pues la seguridad de los coahuilenses requiere de todo nuestro enfoque, empeño y compromiso”, expresó el gobernador Riquelme Solís.

El Mandatario estatal y el Gabinete evaluaron hoy el blindaje reforzado para la zona en coordinación con todos los niveles de Gobierno tras los enfrentamientos, en los que resultaron abatidos 19 delincuentes en el momento que atentaban contra los ciudadanos. En posteriores enfrentamientos en la zona fueron abatidos otros sicarios.

“Se hizo un recuento desde el enfrentamiento hasta las acciones que se realizan en este momento. El Gabinete de Seguridad Nacional sigue fortaleciendo el blindaje de Coahuila contra el crimen organizado. Lo he dicho y así debe de ser: Ni un paso atrás en la defensa y protección de los ciudadanos”, dijo Riquelme.

Se informó que el Estado gestiona la adquisición de 10 tanques artillados y que sus cuerpos policiales de reacción y escuadrones especiales tengan equipamiento para no estar en desventaja contra el crimen organizado, y el uso de calibre .762.

Reforzamiento

El Gobierno del Estado ya gestiona la adquisición de 10 tanques artillados.

Además está en pláticas para que cuerpos de seguridad locales puedan usar armas calibre .762.