Foto: AGI
Norishige Kanai había declarado de haberse vuelto más alto durante su permanencia en la Estación Espacial Internacional. Después tuvo que desmentir

Durante una larga misión espacial, la espina dorsal de un astronauta se extiende por la falta de gravedad, para después volver a su normalidad una vez que haya regresado a la Tierra.

El alargamiento temporal es limitado, la media es de dos centímetros. Por eso, se ha suscitado un escándalo por las declaraciones de Norishige Kanai, astronauta japonés, que después de un mes a bordo de la Estación Espacial Internacional, ha lanzado un improvisado “gran anuncio” a los  40 mil usuarios de Twitter que lo siguen.

 

 

“Mi altura ha sido medida en el espacio y de algún modo he crecido 9 centímetros. En solo tres semanas me he agrandado de verdad, algo que no veía desde los tiempos de la preparatoria”, afirmó el astronauta de cuarenta y un años, quien transcurrió en total seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Un día después, los sitios de información de todo el mundo ironizaron sobre la metida de pata y el comandante de la misión se verá obligado a preguntarle a Kanai sobre su tweet.

Medido, el astronauta descubre que solo ha crecido los dos centímetros habituales y se disculpa por la metedura de pata.

“Este error de medición parece haberse convertido en un gran problema, así que tengo que disculparme por este terrible engaño”, escribió Kanai en Twitter de nuevo.

Con información de AGI