Fotos: Jetza Múzquiz
La identidad de la víctima no fue revelada por las autoridades en el lugar, indicando únicamente que se trataba de una persona de aproximadamente 50 años de edad

Saltillo.- Al percatarse que uno de los pasajeros presentaba un fuerte malestar, el conductor de una ruta urbana decidió detenerse afuera de la Delegación Sur de la Policía Municipal para pedir apoyo, sin embargo, ya era muy tarde.

Fue alrededor de las 7:20 de la tarde de ayer que el chofer de una ruta 3A, con número económico 401, se desplazaba sobre el periférico Luis Echeverría Álvarez cubriendo su ruta por el sur de la ciudad, cuando un hombre empezó a toser muy fuerte.

El afectado no pudo controlar los espasmos que le producía la feroz tos. Y en un punto comenzó a vomitar para después caer en el pasillo tras perder el conocimiento frente a la mirada atónita de otros pasajeros que de inmediato informaron al conductor para que buscara ayuda.

La unidad se encontraba cercana a la delegación sur, por lo que el operador decidió frenar delante y solicitar el apoyo de los uniformados, quienes dieron aviso a los números de emergencia para que fuera despachada una ambulancia de la Cruz Roja para atender al paciente.

No obstante, los paramédicos de la humanitaria institución nada pudieron hacer, pues el afectado ya no presentaba signos vitales y procedieron a tapar el cuerpo con una sábana, luego de declararlo muerto y dar aviso al ministerio público.

Elementos de la unidad de investigación de homicidios de la FGE se presentaron en el lugar para tomar conocimiento y luego de completar el peritaje correspondiente ordenaron el traslado del cuerpo al Semefo para determinar las causas exactas de la muerte mediante la necropsia.

Cabe señalar que la identidad de la víctima no fue revelada por las autoridades en el lugar, indicando únicamente que se trataba de una persona de aproximadamente 50 años de edad y que vestía una camisa blanco y negro a cuadros, un pantalón de mezclilla y huaraches.