Apuntan. El homenaje fue en Nuevo León.
Después de viajar por el país, el salón galardonado de los peloteros que han logrado destacar con su participación en el rey de los deportes volvió a echar sus raíces en tierras donde existe gran amor por el beisbol, Monterrey, Nuevo León

La noche de ayer se vistió de la más fina gala al recibir a tres peloteros y un directivo que hicieron una inolvidable trayectoria en su paso por los diamantes y que el día de hoy estarán marcando la historia del beisbol para siempre, luego de su entronización al nuevo recinto del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.

Después de viajar por el país, el salón galardonado de los peloteros que han logrado destacar con su participación en el rey de los deportes volvió a echar sus raíces en tierras donde existe gran amor por el beisbol, Monterrey, Nuevo León.

La casa de los Sultanes se congració en recibir a peloteros con la magnitud de la leyenda Fernando Valenzuela, quien fue acompañado en este homenaje por el jardinero estrella de los Diablos Rojos, Daniel Fernández.

Además estuvo presente Ricardo Sáenz, una figura del bat que firmo su retiro con los Acereros de Monclova y cerrando con broche de oro, honró con su presencia Cuauhtémoc Rodriguez, un gran hombre de negocios dentro del deporte que además vio nacer a los Tigres de Quintana Roo.