I. ACUSA

En la reunión de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados con la Conferencia Nacional de Municipios de México, el diputado José Ángel Pérez Hernández, hizo una gran revelación y una grave acusación, aunque no presentó pruebas. Dice que el Centro de Control y Confianza de Coahuila -que está cargo de la Secretaría de Seguridad de José Luis Pliego- se maneja con fines políticos y además cobra un dineral por las pruebas a todos los municipios de la entidad. El objetivo del exalcalde de Torreón era decir que propone la autonomía de los Centros, para que no se conviertan en una herramienta política de quien ostenta el poder.

II. EXTRAÑEZAS

Y es que para nadie es un secreto que los Centros de Control y Confianza tienen una tarifa por cada elemento de las policías municipales que van a certificarse, pero el problema no es ese, sino la falta de transparencia en el manejo de los recursos. A decir de Pérez Hernández, a quien le suceden cosas extrañas con sus policías municipales cuando van a certificarse es a Jorge Zermeño, todavía alcalde de Torreón.

III. MOROSOS

Afuera del edificio de la Presidencia Municipal de Parras de la Fuente está estacionada la mayoría de los días una camioneta roja tipo pick up, en la cual se ha visto en ocasiones al alcalde Ramiro Pérez. Esa misma camioneta lo sigue a todos lados con otros hombres. Todo estaría bien eso de los escoltas -porque tiene derecho a contar con seguridad-, si no fuera porque ese vehículo no está al corriente con el pago de placas y derechos de control vehicular. Ahora que están los operativos para detectar a morosos sería bueno que la Administración Fiscal General de Javier Díaz y la Policía Estatal de José Luis Pliego se dieran una vuelta por el Pueblo Mágico, porque hasta con los policías municipales se cuecen habas.

IV. OPERATIVOS

Hablando de los operativos de seguridad para detectar autos sin placas y morosos en su pago, el que no quita el dedo del renglón es el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño. Está bien que quiera sus reflectores, para un político siempre son necesarios, pero no mide las consecuencias, porque está dándole luz verde de entrada a los delincuentes, después a las organizaciones patito que prometen regularización y de paso a todos los que no les gusta cumplir con sus obligaciones.

V. EXPECTATIVA

Las expectativas del comercio organizado de Saltillo, entiéndase Canaco de Eduardo Dávila, por el programa Buen Fin son muy altas. Sin embargo primero habría que analizar el entorno nacional para determinar si el programa seguirá tan fuerte como antes. Primero: José Manuel Campos, el presidente de Concanaco no se lleva mal con el presidente López Obrador, pero sí lo ha criticado, como casi todos los líderes de cámaras empresariales. Segundo: el SAT ya anunció que el Buen Fin continúa, pero que habrá modificaciones fiscales. Está visto que para que algo sea aprobado por el Gobierno Federal tiene que venir de sus ideas, y no de algo que está probado y que funciona, como el Buen Fin.

VI. AFLOJA

El estira y afloja en el Sindicato de la UAdeC, donde mandaba María de la Luz López Saucedo, sigue hasta el punto de que está fastidiando a los trabajadores universitarios. Cuentan que hay un grupo muy grande de sindicalistas que ya quieren la solución de los conflictos que creó “Lucha” para perpetuarse en el poder. No le fue tan bien como a Rosa Isela Balandarán del SUTSGE.

VII. IGNORADOS

En Morena de Guadalupe Céspedes están en plena selección de delegados, y los ungidos acudirán al Congreso Nacional en el cual se renovará la dirigencia que actualmente ocupa Yeidckol Polevnsky. Hay mucho nerviosismo entre los militantes y dirigentes, porque están recibiendo mucha presión de parte del Comité Nacional, para que todos vayan aleccionados de votar por la actual dirigente, quien como es secretaria en funciones de presidenta, podrá ahora competir por un período normal, casi casi una reelección, pero disfrazada. Ni Raúl Yeverino ni Lupillo Céspedes están de acuerdo en que Yeidckol se quede, porque cuando viene a Coahuila los ignora.

VIII. NO CUMPLEN

Los integrantes de Morena no pueden cerrar los ojos a lo que pasa en el Congreso. Su exgrupo parlamentario fue un desastre. Ya Benito Ramírez y Elisa Villalobos cada quien jaló para su lado, pero ninguno se acordó del proyecto de su abanderado: el presidente Andrés Manuel López Obrador. No hay una excusa congruente para definir la falla que tuvo este partido. Habrá una nueva elección, para que la gente esté atenta y vea que los morenos no cumplen.

IX. SIN CHILLAR

Que “El Bronco” Jaime Rodríguez tiene similitudes con el presidente Andrés Manuel López Obrador: su discurso falso y engañoso. Y es que con motivo de su Informe en Nuevo León se verificó algunas de las frases dichas por el gobernador y resultó que un 47 por ciento fue engañoso, un 9 por ciento falsas y sólo un 44 por ciento verdaderas. Pero la gran diferencia es que AMLO habla en las mañaneras a veces sin tener datos exactos, pero “El Bronco” tuvo todo el tiempo del mundo para preparar su discurso del Informe y así estar seguro de que sus dichos eran 100 por ciento ciertos. Sin embargo prefiere seguir engañando a la gente, como lo ha hecho toda la vida.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx

Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx