I. NEGOCIACIÓN I

En los pasillos del ICAI se habla de que pronto, el Congreso del Estado por fin lanzará la convocatoria para la elección del nuevo comisionado del instituto, en el que desde diciembre de 2018 permanece acéfalo un asiento en el Consejo, tras la salida de Alfonso Villarreal. Dicen los que saben que la tardanza para definir quién será “el bueno o la buena” es porque los partidos no se ponen de acuerdo, ahora que el PRI ya no tiene la maquinaria aplastante de anteriores legislaturas y toda vez que se requiere de mayoría calificada para la designación.

II. NEGOCIACIÓN II

Pues bien, coincidentemente, ahora que también se lanzó la convocatoria para el nuevo integrante del Consejo Ciudadano de Sistema Estatal Anticorrupción, ahora sí se retomará lo del ICAI. Y es que los analistas malpensados sugieren que se negociará una posición para los panistas, y otra, para los tricolores. Nomás está de ver el perfil del nuevo o nueva consejera del SEA; si es panista, el comisionado del ICAI será afín al PRI, y viceversa. Veremos y diremos.

III. A SUDAR

Los tres partidos morralla que –ahora sí- consiguieron sus registros como partidos políticos van a sudar la gota gorda para conservar su estatus y seguir colgados de la liana de las prerrogativas. Y es que hay que recordar que Unidos, PRC y Emiliano Zapata la Tierra y su Producto no podrán ir en coalición con ninguna otra fuerza política, por lo que los votos que obtengan serán única y exclusivamente por “méritos propios”. José Luis López Cepeda, Abundio Ramírez y Rubén Humberto Moreira, a rezar para conseguir, mínimo, el 3 por ciento de los votos.

IV. ILEGAL

Que en la Fiscalía General, de Gerardo Márquez, están bastante destanteados porque suspendieron de sus labores, sin goce de suelo, al jefe de la Policía Francisco Javier Hernández Sánchez porque hace días lo captaron haciendo cateos ilegales en casas habitación, a tal grado que decomisaba carros. Ahora a cargo de la Policía Investigadora está Agustín Mercado López y por lo tanto deberá de poner orden.

V. TRAJÍN

El que anda de aquí para allá y de allá para acá es el pastor del rebaño legislativo, Marcelo Torres Cofiño. En esta semana, tras la reanudación del Periodo Ordinario, el lagunero estuvo en el Informe de Gobierno de José Rosas Aispuro, en donde alcanzó lugar en primera fila, junto a Marko Cortés, dirigente nacional del PAN. Por allá también estuvo Jorge Zermeño, alcalde de Torreón. Luego, el fin de semana, Torres Cofiño se vistió de vaquero para estar en la cabalgata de Sabinas, en la que completó el recorrido.

VI. A MEDIAS

A dos semanas de iniciado el ciclo escolar, resulta que los libros de texto gratuitos que reparte la Secretaría de Educación a las primarias y secundarias siguen sin llegar o sin ser entregados al 100 por ciento. Los estudiantes han recibido los libros a cuentagotas con la excusa de que el Gobierno Federal ordenó cambiarle el diseño de la pasta a uno de ellos. La cuestión mantiene a los profesores sin poder avanzar como se debe en el plan de estudios.

VII. PENSIONES

Y de Jorge Zermeño escribiendo, anote que en el Ayuntamiento de Torreón también están atorados con la cuestión de las pensiones de sus trabajadores. Apunte que el municipio adeuda algo así como 25 millones de pesos al Fondo de Pensiones por puros intereses que no fueron pagados en pasadas administraciones. El asunto se dio por la ya cacareada tardanza para enterar a las autoridades fiscales acerca de las retenciones a los empleados.

VIII. MANZANAS GORDAS

José Luis Flores Méndez, para más señas “El Chapo”, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, se mostró contento con la cosecha de manzana de esta temporada, en la que dijo esperan obtener una producción récord: 50 mil toneladas. El “Chapo” afirmó que la de Arteaga es la primera zona manzanera del país, hablando de la calidad del fruto. Todo hace indicar que este año será de “manzanas gordas” para los productores locales.

IX. RATONERA

José Luis Ponce ya no quiere queso sino salir de la ratonera. El secretario general de la sección V analiza adelantar su adiós y ponerse a buen resguardo, pues aunque ha dicho que “pronto” se le reintegrará el faltante en el Fondo de Ahorro a los miles de profes de ese sindicato, lo cierto es que los más de 30 millones de pesos están perdidos y Ponce no tiene ni la más remota idea de cómo sacarlos, aunque dicen que él y sus cercanos sí saben a dónde fueron a parar. Por lo pronto, decenas de profes siguen yendo a las oficinas de la V para preguntar, pero nadie les da razón.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx

Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx