Especial
El bróker inmobiliario, Eduardo Legorreta, indicó que los precios se mantienen en promedio, pero se están implementando una serie de estrategias para no perder el mercado

Ante la situación compleja que se vive en el tema de las rentas derivado de los efectos en la economía del COVID-19, la generación de nuevas rentas de locales comerciales ha bajado de un 40% a un 60%, aunque los precios en promedio se han mantenido, algunos últimamente están implementando estrategias de cierto tiempo de gracia o aplicarán de manera temporal un descuento en el pago de la renta.

El bróker inmobiliario, Eduardo Legorreta, indicó que los precios se mantienen en promedio, pero se están implementando una serie de estrategias para no perder el mercado, entre ellas, los arrendadores están otorgando unos meses de gracia con tal de que se renten las propiedades y que en conjunto arrendadores y arrendatarios junto con el mercado salgan adelante lo más rápido posible una vez que se estabilice la situación que estamos viviendo.

Agregó que entienden que la situación está muy compleja y ha bajado el tema de las rentas, ante ello, hay quienes en las rentas comerciales aplican de manera temporal un descuento de hasta el 50% durante el tiempo que afecte la pandemia, inicialmente se había pensado abril, mayo y junio.

“Era un periodo aproximado de 2 a 3 meses, lo más usual es que se llegue a un acuerdo sobre un porcentaje, he visto casos donde se cobra el 50% y en las nuevas rentas casos donde empiezan a pagar hasta agosto-septiembre, pero siempre y cuando las vigencias de los contratos sean mayores a 3 ó 5 años”, dijo.