Foto: Cuartoscuro
Con apoyo de policías de la Secretaría de Seguridad Públicadel Distrito Federal, autoridades del GDF y de la delegación Cuajimalpa llegaron a la zona para iniciar con los trabajos para la demolición.

Ciudad de México.- El Gobierno del Distrito Federal inició los trabajos para la demolición en el predio de Altavista 111, en Santa Fe, donde hubo varios deslaves.

Leer más: Juez autoriza demoler casa en Santa Fe por deslaves

Con apoyo de policías de la Secretaría de Seguridad Públicadel Distrito Federal, autoridades del GDF y de la delegación Cuajimalpa llegaron a la zona para iniciar con los trabajos para la demolición.  

El consejero jurídico del DF, Manuel Granados, quien encabezó el operativo de resguardo en la zona, dijo que los temas administrativos en torno a la demolición del talud ya concluyeron.

“Le fue negada una suspensión del juicio de amparo (a Arturo Rossete, dueño del predio) por la jefatura delegacional en Cuajimalpa, solicitó la intervención del gobierno de la ciudad, pero también le fue negado. Necesitamos la intervención correspondiente para generar las condiciones e iniciar las obras en lo referente al predio de Altavista 111”, dijo.

Granados dijo que se harán trabajos en la zona poniente del inmueble y que en todo momento se contará con apoyo de la fuerza pública para hacer la demolición de una torre que no contaba con los permisos correspondientes, pero ya llevaba tres niveles de construcción.

“Primero vamos a hacer la intervención sin utilizar maquinaria pesada, solo con trabajadores de la empresa, se utilizarán herramienta para quitar instalaciones de gas, tuberías y sistemas eléctricos que pudieran representar un riesgo, así como dar tratamiento a una fosa séptica y después iniciar con los trabajos de demolición”, dijo.

Los costos de los trabajos de demolición tendrá que cubrirlos el dueño del predio, quien de acuerdo con Granados, tiene un adeudo por impuesto predial de más de un millón 200 mil pesos. En caso de negarse, el GDF le abrirá un crédito fiscal para obligarlo a cumplir.  

El jefe delegacional de Cuajimalapa, Miguel Ángel Salazar, dijo que el desmantelamiento de la casa es parte de la demolición y agregó que los vecinos del Fraccionamiento Vista del Campo continúan evacuados, pero, aclaró, "se trata de una medida preventiva". 

Dijo que otro que se tiene detectamdo como zona de riesgo es la zona de la barranca de Santa Rita en donde habitan ocho familias, de las que dijo, ya se busca su reubicación. 

Leer más: Sismo provoca nuevo desgajamiento en Santa Fe

En seis meses concluirán obras dedemolición y estabilización del talud 

Serán cerca de seis meses lo que duren los trabajos de demolición de la casa de Arturo Rosette y la estabilización del talud afectado por deslaves las últimas semanas, informó el secretario de Protección Civil, Fausto Lugo.

En entrevista, luego de un recorrido de supervisión por la zona, detalló que la demolición de la casa tardará seis semanas, pero los trabajos de estabilización del talud, durarán seis meses.

Dijo que los trabajos que se hagan en Altavista 111 se realizarán de manera manual por lo que descartó el uso de maquinaria pesada.