La muestra está conformada desde el 2016 por el Museo Memoria y Tolerancia. / Orlando Sifuentes
Ofrece un recorrido histórico por algunos de los crímenes contra la humanidad más atroces, para concientizar sobre lo que sucede cuando la intolerancia impera en una sociedad

La exhibición itinerante del Túnel de Memoria y Tolerancia fue inaugurada la mañana del jueves 15 de marzo en el patio del Museo Rubén Herrera, en presencia de autoridades del Instituto Municipal de Cultura de Saltillo (IMCS) y de la Universidad La Salle (ULSA) y alumnos del Liceo Sor Juana Inés de la Cruz.

Esta muestra, conformada desde 2016 por el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México en colaboración con la embajada de Alemania, ha recorrido varias universidades y escuelas del país, informando a cerca de 40 mil jóvenes sobre la historia de los crímenes más atroces cometidos contra la humanidad.

El director del IMCS, Iván Márquez desea que la muestra visite más lugares del País. / Orlando Sifuentes

De noviembre del 2017 a enero del 2018 se exhibió en el Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro “Manuel Gómez Morín”, de ahí pasó a inaugurarse en las instalaciones de la ULSA Campus Saltillo y ahora estará durante un mes en el Museo Rubén Herrera.

El director del IMCS, Iván Márquez expresó que “es muy importante que esta sala itinerante esté viajando por el país, para que nos abran los ojos. Porque cuando hablamos de derechos, de igualdad, y decimos que en este mundo existen mayorías y minorías yo digo que no debería ser así, porque somos iguales”.

Recorrido. La muestra explora acontecimientos como el Holocausto judío. / Orlando Sifuentes

Por su parte, el coordinador de extensión universitaria de la ULSA Saltillo, Carlos de León, comentó que “en el túnel de memoria y tolerancia van a encontrar estos dos temas, el de memoria a través de los genocidios, parte de la historia de la humanidad, pero particularmente una parte de nuestra historia que habla de la intolerancia y la mayor expresión de intolerancia, el genocidio”.

La exposición explora acontecimientos como el Holocausto judío y los genocidios perpetrados en Armenia, la ex-Yugoslavia y el que actualmente se vive en Darfur, Sudán, desde 2003.