Archivo
Funcionarios de Dirección General del IPN acordaron reducir su sueldo mensual neto en 12%, mientras que el titular de la UAM analiza una decisión similar

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) anunciaron medidas de austeridad adicionales.

Funcionarios de Dirección General del IPN acordaron reducir su sueldo mensual neto en 12%, mientras que el titular de la UAM analiza una decisión similar.

Hoy viernes el IPN dio a conocer que, como parte de las políticas de austeridad, los secretarios, el abogado General, coordinadores generales y la directora de Canal Once acordaron reducir su sueldo mensual neto en 12%, lo que representa un promedio de 9 mil pesos al mes.

El director general del Politécnico, Mario Alberto Rodríguez Casas, se comprometió a reintegrar 37.18% de su salario a partir de la primera quincena de enero de 2019, lo que representa 34 mil 619.20 pesos.

La rectoría general de la UAM emitió un acuerdo de "racionalidad, austeridad, eficiencia, economía y transparencia" para el uso de los recursos de la institución. Sobre la reducción de su salario, el rector Eduardo Peñalosa dijo que existe la disposición para hacerlo.

"Sí tengo la disposición pero estamos haciendo el análisis, no estamos tan lejos. Gano 129 mil pesos brutos. El abogado de la universidad está haciendo el análisis para decirme: luz verde, lo puedes hacer y en esta cantidad. Creo que todavía está desordenada la disminución, creo que todavía hay que pensar en cómo le vamos a hacer", dijo en entrevista.

Entre las medidas que se detallan en el acuerdo 15/2018 está limitar la contratación de prestación de servicios; sólo se remodelarán las instalaciones que requieran reparaciones estructurales, sean urgentes o sirvan para optimizar el uso de los espacios.

La adquisición de mobiliario y equipo para oficinas se realizará cuando sea estrictamente necesario o forme parte del plan anual en la materia; en el caso de los equipos deberá tomarse en cuenta el costo por mantenimiento.

El pago de tiempo extraordinario será autorizado sólo en circunstancias especiales y de conformidad con lo previsto en el Contrato Colectivo de Trabajo, además de que los gastos en materia de comunicación social y publicidad quedarán reducidos al mínimo indispensable, procurando el uso de medios electrónicos de difusión.

La emisión de oficios será con el menor número de copias y sobre todo se recurrirá a la opción electrónica, en tanto que el servicio de fotocopiado será de uso exclusivo de asuntos institucionales en los casos necesarios; la adquisición de ropa de trabajo para el personal administrativo se apegará al Contrato Colectivo de Trabajo o a las disposiciones legales aplicables.

Los gastos ceremoniales y protocolarios se reducirán al máximo, mientras que los de representación serán para la atención de actividades de gestión institucional justificables y comprobables. Las celebraciones y las entregas de obsequios al personal de la Universidad no emplearán recursos del presupuesto federal.

También se limitará la adquisición de vehículos y las bajas de unidades serán por siniestro o sustitución por mal estado o mantenimiento costoso, ante lo cual se optará por vehículos cuyas características técnicas ofrezcan mayor vida útil y menor gasto en costo y mantenimiento, dio a conocer la institución.