Fueron dos horas las que el actor se quedó atorado y lo documentó todo en sus redes sociales

Jason Momoa jamás se imaginó que al entrar a ese elevador en un hotel en Canadá jamás se imaginó que iba a pasar dos horas dentro de él. Pero una falla técnica lo dejarona él y a su grupo de amigos incomunicados, pero más allá del drama, él decidió documentar el momento y hasta sale el perrito que los acompaña.

El accidente sucedió en el hotel L’Hermitage en Vancouver, Canadá, y finalmente el actor y sus amigos fueron rescatados por empleados que estaban muy preocupados por ellos. 

El actor explicó que necesitó ayuda para salir del ascensor donde permaneció atrapado un buen rato, durante más de dos horas Momoa y sus amigos esperaron para ser rescatados.

Momoa se encargó de transmitir su vivencia a través de stories de Instagram para sus más de 13 millones de seguidores, con lo que pasaron el mal rato de una manera mucho más amena.