Foto: Vanguardia
Padecía de un soplo en el corazón

Torreón.- Mientras esperaba un taxi para trasladarse a su domicilio, un joven matamorense sufrió un infarto frente al Teatro Nazas, donde murió a los pocos instantes.

Así lo indicaron los ambulantes de la Cruz Roja que acudieron a la avenida Matamoros esquina con calle Cepeda  por el reporte de una persona inconsciente y sin signos vitales.

El joven fue identificado como Luis Gerardo Ortiz Rodríguez, de 30 años, con domicilio en el poblado Solima, del municipio de Matamoros de La Laguna,  Coahuila.

En el lugar se encontraba un oficial de Tránsito y Vialidad, a quien  un hermano del hoy occiso le solicitó auxilio médico.

Al confirmarse la muerte,  se dio aviso a la policía municipal que  acudió para resguardar el lugar en espera del agente del Ministerio Público de Homicidios.

En la representación social informaron que Raúl,  de 34 años, hermano del fallecido manifestó que llegaron de Guadalajara, Jalisco en un autobús de los que hacen terminal en la esquina de la avenida Allende y  la calle Cepeda.

Añadió que en el trayecto su familiar le manifestó que se sentía mal,  ya que padecía de un soplo en el corazón,  pero alcanzaron a descender del camión y se dirigieron a la esquina de la avenida Matamoros para esperar un taxi.

Ahí fue donde Luis Gerardo se desvaneció y a los pocos minutos le indicaron que estaba muerto.