El hashtag #JusticiaParaJuanCarlos se volvió tendencia en redes sociales, el hecho causó indignación a los internautas quienes exigen justicia y castigo para los responsables
El hashtag #JusticiaParaJuanCarlos se volvió tendencia en redes sociales, el hecho causó indignación a los internautas quienes exigen justicia y castigo para los responsables

Juan Carlos Padilla Aranda, comerciante de Celaya que vendía tamales para mantener a su familia fue detenido con violencia, golpeado y castigado por policías ministeriales mientras pedía ayuda.

"¡Ayúdenme!, ¡Ayúdenme! ¿Dónde está la orden" gritaba el hombre de 54 años mientras era castigado en el piso. Luego de la golpiza, el hombre fue trasladado por los propios agentes al hospital General de Celaya, pero ya no tenía vida.

Padilla Aranda estaba acompañado de sus hija Fátima cuando ocurrieron los hechos en las calles Jaime Nunó y Felipe Ángeles.

“Ahora estoy en el hospital reconociendo a mi padre muerto, con golpes por todo el cuerpo, con mandíbula rota”, dijo Fátima Padilla en una publicación de redes sociales. 

Rosa Yolanda Zamudio Jaso, esposa de Juan Carlos también exije justicia por su asesinato y describió a su pareja como un hombre de familia y trabajador que llebava más de 30 años en su negocio de elaboración y venta de tamales.

'Yo solo quiero que hagan justicia, y que esas personas que le hicieron daño y le quitaron la vida, lo paguen, pues él no merecía morir así, pues ya no pudo defenderse'.

La esposa de Juan Carlos señaló que la Fiscalía General del Estado hizo presencia y se puso a sus órdenes además que se interpuso la denuncia por estos hechos, por lo que están a la espera de ese proceso de investigación, asimismo señaló que se les informó del Servicio Médico Forense que la causa de la muerte fue por un infarto.

El hastag #JusticiaParaJuanCarlos se volvió tendencia en redes sociales, el hecho causó indignación a los internautas quienes exigen justicia y castigo para los responsables.

Los restos de Juan Carlos fueron velados en la funeraria local Vita Nova, en donde familiares, amigos y conocidos dieron el último adiós a este hombre de familia.