LA BUENA. En 1936 el presidente Lázaro Cárdenas quiso poner a prueba a su agrupación sindical (CTM) emplazando a la Fundidora Monterrey para la firma de contrato. Al recuento acudió el Presidente de la República en calidad de testigo de honor y para su sorpresa la votación favoreció al sindicato de empresa de la compañía icono del Norte, y Cárdenas y sus chamacos fueron derrotados. El 4 de mayo de 2019 un admirador del general convertido en Presidente de la “cuarta transformación” acudió a Ciudad Acuña en una “gira” de trabajo –casualmente el jueves 8 de mayo se celebrarían elecciones en la empresa PKC– a una detentación de contrato del sindicato minero de Napito Gómez en contra de la CTM de Tereso Medina.

Aun con ese “impulso pejístico” las huestes mineras fueron derrotadas y el acoso constante a la fuente de trabajo llegó a su fin después de 8 años.

Es evidente que las empresas requieren estabilidad para continuar no sólo en el cumplimiento de sus metas con los clientes, sino para que sigan convirtiéndose en polos de desarrollo de las comunidades en la endeudada Coahuila, y también que se ejerza un sindicalismo responsable que sea partícipe de la paz laboral y el entendimiento entre los factores de la producción. Enhorabuena a Tereso y a su gente por este ejercicio democrático.

LA FEA. Los maestros de Coahuila en su día eran parte de un festejo de primer mundo por parte de las autoridades estatales, tengo memoria de ello desde los tiempos del gobernador Eulalio Gutiérrez Treviño por las evidencias fotográficas de los periódicos de la época. Un opíparo desayuno, entrega de reconocimientos y estímulos por antigüedad, presentación de artistas y rifa de regalos que incluían viajes y hasta automóviles.

A la par la voracidad sindical fue entendiendo los secretos del tesoro de las cuotas y despilfarrando las mieses con sus tropelías y sinvergüenzadas, a la par del crecimiento del peculio de sus líderes que llegaban con bochos desvencijados y salían con tremendos camionetones o habitaban chozas de barriada que se convertían en suntuosas residencias, como en cuento de hadas. Esas tropelías fueron alejando a los maestros de su sindicato y del partido que los arropaba y era cómplice con la consecuencia de los resultados en las urnas.

Como castigo por la insolencia magisterial, que hoy día se muestra retozona por sus derechos, sus festejos son pinchones y sus destinos abandonados siguiendo la enseñanza de López Portillo: “No te pago para que me pegues”. Lamentable es el calificativo porque en política las formas refieren mensajes. Pero ahí te verás en las elecciones, Riquelme.

LA MALA. De acuerdo al informe de la Auditoría Superior del Estado, la hoy presidenta del PRI Saltillo, Azucena Ramos Ramos, habría dejado millonarias “irregularidades” durante su paso como directora general del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Coahuila (CECyTEC). El análisis de los informes de resultados de la citada dependencia, aun con la obediencia a toda prueba hacia el ejecutivo local, detectó irregularidades en el patrimonio de la dependencia que ascienden a la cifra de 5 millones de pesos.

Pero asunto resuelto para la profesora ya que, amén de ser la presidenta del PRI en Saltillo, se desempeña en su cargo de diputada del centro de alabanza donde ocupa la Secretaría del Comité de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública del Congreso de Coahuila, es decir, tiene a su cargo el análisis y autorización de estos informes anuales en un claro conflicto de interés y, como le hizo Cantinflas, se arranca la hoja y entonces ya no hay cuenta. Vaya cosa.

LA RIDÍCULA. Inaugurada la Feria “Internacional” del Libro de Coahuila mediante pomposa ceremonia, se da cuenta de la cruda realidad por la calidad de los expositores y la amafiada asistencia mandatoria para hacerlo parecer un evento exitoso.

Como nunca en los estantes de la feria se ofertan revistas viejas por parte de las editoriales, son presentadas nuevas obras de artistas desconocidos y de dudosa preparación y los niños y jóvenes de las escuelas son conducidos durante la semana para hacer montón, y ni así logran llenar el recinto en el evento de “Tartufo” con su principal personaje el atufado.