La organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUNDEC) inició la semana pasada una actividad más de búsqueda de las personas desaparecidas en el estado, esta es una labor en extremo difícil y profesional, se trata de exhumar los restos de cuerpos localizados en el panteón municipal 2 de Torreón, hace una semana iniciaron la exploración en 30 fosas comunes en las que se espera recuperar 118 cuerpos y de ahí transitar a la identificación de personas desparecidas en la Región Laguna. 

Actualmente se cuenta con un registro de 2 mil 779 personas desaparecidas en el estado que siguen sin ser localizadas. Las acciones de búsqueda se realizan en los panteones de Torreón porque el 60 por ciento de las denuncias por desaparición se encuentran concentradas en esa región. 

Han sido 7 colectivos los que han exigido a las autoridades de la Fiscalía de Personas Desaparecidas en Coahuila, la que preside José Ángel Herrera Cepeda llegar a esta acción extrema, colaboran también el Centro Regional de Identificación Humana de Coahuila (CRIH) a cargo de Yezka Garza Ramírez en el que se encargan de tomar la muestra del ADN a los familiares de desaparecidos. Hasta el fin de semana pasado se habían recuperado 49 cuerpos. 

Los colectivos y las dependencias oficiales trabajan desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde diariamente. Según un desplegado emitido por FUNDEC, las autoridades han sido en extremo omisas y burocráticas ya que hay casos como el de Cosme Humberto Alarcón Balderas, de 16 años, desaparecido, las denuncias datan de hace 10 años o 14 y en algunos los expedientes desaparecieron, lo cual demuestra la inoperancia e irresponsabilidad de la Fiscalía.

FUNDEC lleva 10 años trabajando en la búsqueda de personas desaparecidas y acusan a las autoridades de prolongar, con su actuación negligente el dolor de las familias. 

Las exhumaciones que ahora se verifican son parte del Plan Estatal de exhumaciones e identificación Forense que es fruto de las exigencias de las familias coordinadas con organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos, principalmente el Centro de Derechos Humanos Juan de Larios (CDHJL) que esperan reconocer al menos 800 cuerpos sin identificar hasta ahora y una cantidad incuantificable de más de 100 mil fragmentos localizados en lugares de exterminio.

Los dirigentes del CDHJL expresan que en la búsqueda iniciada en 2017 a la fecha se han efectuado 23 jornadas de trabajo en panteones municipales en los que se han cavado 62 fosas y exhumado 97 cuerpos, identificándose 13, de los cuales 12 fueron entregados a los familiares y uno está pendiente de reconocer. Hasta el lunes pasado se habían recuperado 49 cuerpos, el trabajo para los que participan en las exhumaciones es agotador, ya que laboran todo el día en la interacción con las familias. 

FUNDEC exige al gobierno de Coahuila: se realice una investigación exhaustiva que establezca la verdad y se garantice la justicia por la desaparición de Cosme Humberto Alarcón Balderas cuyo expediente fue extraviado y su familia estuvo sometida a la tortura por 2 procesos de exhumación en los que el cadáver no fue localizado. 

Además, demandan que mediante los resultados de la exhumación de cuerpos sin identificación, así como los de restos en lugares de exterminio, se inicien procesos penales en contra de los funcionarios que por acción u omisión hayan violado los derechos humanos de miles de personas; que se garantice el presupuesto para el Centro Regional Integral de Identificación Humana (CIIH), se contrate un mayor número de peritos forenses con perfiles acordes a las normas internacionales y se actualicen lo convenios colaborativos con el Equipo de Antropología Argentino Forense.

Se exige también la renuncia del Fiscal José Ángel Herrera Cepeda y que se le investigue por responsabilidad administrativa y/o penal por actos de omisión y aquiescencia por las desapariciones de más de 2000 personas en Coahuila. 

Así trabaja el CDHJL y otros colectivos que lo apoyan. Es el arduo trabajo en pro de la justicia, no una labor de escritorio o de banqueta como los que se mantienen del presupuesto público, años ahí sin ningún resultado. 


Rosa Esther Beltrán Enríquez
HORIZONTE CIUDADANO