En Torreón, un 49% de las madres de familia trabajan. Sin embargo, por la baja calidad de los empleos o las brechas salariales, 6 de cada 10 tienen ingresos muy bajos, que oscilan entre los 2,640 y los 5,280 pesos por mes. Estas cifras aparecen en la infografía sobre maternidad que el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna elaboró con base en datos de natalidad durante 2017 y la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2018. Por cierto, el porcentaje de madres trabajadoras en Torreón supera la media nacional, de 44%. Y vale la pena señalar que en nuestro país, un 33% de las madres son solteras y, de ese total, 53% no llegaron al nivel de educación media superior. Además, según la Encuesta Nacional de los Hogares, elaborada por el INEGI, un 28.5% de los hogares mexicanos tienen a una mujer como jefa de familia.

Pero volviendo a los datos locales, llama la atención que la mayoría de las mujeres torreonenses se convierten en madres a edades muy tempranas, pues de los 27 mil nacimientos registrados en el último año, 5,600 correspondieron a mujeres de entre 15 y 19 años; 8,514 correspondieron al rango de edad de los 20 a 24 años y 6,562 al de 25 a 29 años.

Después de esta radiografía, y sin ánimos de aguar ninguna fiesta (sino por el mero afán de no perder de vista un problema que todos los días se debe combatir), hay que recordar que las mujeres se están desenvolviendo, casi todo el tiempo, en entornos hostiles... y paradójicamente en una efeméride tan especial como esta, algunos problemas se exacerban. VANGUARDIA publicó ayer que según la Unidad de Integración Familiar en Saltillo, se espera un repunte del 10% en los reportes de violencia doméstica durante los festejos del Día de las Madres, producto sobretodo de los enconos o viejas rencillas que pueden salir a flote durante los encuentros familiares, máxime cuando el consumo de alcohol no se modera. Parece un absurdo, pero es la realidad.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, muestra que el 66.3% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia, en el 42.2% de los casos la pareja sentimental es la parte agresora y la situación llega a tal punto que entre un 33 y 37% de las mujeres víctimas de violencia han considerado el suicidio. De hecho, para aterrizar en cifras estatales, el Instituto Coahuilense de la Mujer ha informado que, cada día, la línea de emergencia 075 recibe 100 llamadas de mujeres reportando violencia en su contra y por lo menos 3 están en crisis con intenciones de suicidio.

Y es que el entorno familiar es, lamentablemente, la principal zona de violencia. El Instituto Municipal de Planeación, a través del Diagnóstico Municipal sobre Violencia de Género contra las Mujeres en Torreón, destacó que según datos de la Dirección General de Información de Salud, se atendieron 4,063 casos de mujeres lesionadas entre 2010 y 2018. La gran mayoría, 3,242, habían sido agredidas en el seno doméstico.

En la idiosincrasia mexicana existe una veneración hacia la figura de la madre de familia; sin embargo, esa poetización es a veces un velo que disfraza realidades que todos debemos contribuir a cambiar; la violencia tiene múltiples formas, algunas de ellas muy sutiles y por ello no se reconocen o, simplemente, se minimizan. Que este Día de las Madres esté lleno de armonía, que poco a poco la bruma de violencia, de hostilidad, de desigualdades, comience a disiparse. A todos nos corresponde construir esa posibilidad.