Captura de pantalla
Al menos 11 casos se han presentado en último año

En España, los futbolistas están de moda para los amantes de lo ajeno y en lo que va del año se han reportado once casos de robo de sus casas mientras juegan un partido. 

Entre los casos, hay tres víctimas que militan en el Barcelona, otras tres en el Valencia, dos en el Betis, una en el Real Madrid, otra en el Villarreal y otra en el Atlético de Madrid (la última que ha trascendido).

No todos los casos han salido a la luz y la mayoría de los que se conocen tienen en común la ausencia del futbolista al momento del robo debido a que están concentrados o disputando un partido. 

A pesar de que en el "modus operandi" de los ladrones hay coincidencias, como por ejemplo la de elegir el momento del partido para entrar en la casa o acceder a ella por el método del escalo, los investigadores no creen que se trate de una única banda.

Viviendas de lujo muchas de ellas, ubicadas en exquisitas urbanizaciones vigiladas y casi blindadas, las casas de los futbolistas mejor pagados parece que son una tentación a la que los delincuentes no pueden resistirse.

A finales de 2016 saltó a los medios que el exjugador Luis Figo, había sufrido un robo en la vivienda que tenía en España.

Era la segunda vez que le robaban, aunque en la primera, en 2003, la Policía recuperó los objetos sustraídos y detuvo a los ladrones. En el suceso de 2016, desaparecieron joyas y relojes valorados en medio millón de euros.

En junio de 2018 la casa Gerard Piqué y Shakira fue asaltada por una banda que meses después fue desarticulada por la policía.

No estaba la pareja en casa, porque Shakira ofrecía un concierto, pero sí los padres del jugador, que estaban durmiendo.

La última víctima que se sepa ha sido el jugador del Atlético de Madrid Álvaro Morata. Relojes y joyas se llevaron de su casa el viernes pasado cuando se disputaba el partido entre España y las Islas Feroe. Con información de EFE