Jericó Abramo Masso celebró su cumpleaños el pasado 24 de octubre en el rancho San Diego de Ramos Arizpe; y utilizó su festejo para mostrar músculo político. ¿Cómo culparlo, si cada precandidato a la gubernatura, aparece en cada bautizo, comunión, confirmación, quinceañera, boda, funeral, desayuno, cabalgata y carne asada a lo largo y ancho del Estado?
Un mesero infiltrado, con un pin prendido a su solapa, que decía “Jericó 2017”, comparte lo que ahí vio y escuchó.  

“Estaba impresionado de ver la cascada de apellidos de pura cepa saltillense que fluía por doquier: Arizpe, De las Fuentes, Elizondo, Cabello, Calvert, Chapa, José, Garza, Siller, Verduzco, Mata, Dainitín, Arroyo, Cepeda Mendel y Pepi. El mensaje era claro: Estamos contigo ‘Jericosito’ para impedir que esos ‘riquelmistas-laguneros salvajes’ lleguen al Palacio Rosa y arrasen con ‘los usos y las costumbres’ de los cuales nos pensamos beneficiar. Debemos imponer ya, un fin a la sequía impuesta por los Moreira. El Gobierno debe permanecer en Saltillo, pero con ‘un gobernador de nuestro nivel’ (sic)”.

“Ante la contundencia del mensaje, César Camacho, Enrique Jackson y Jorge Estéfan sonreían; mientras Álvaro Moreira, Ismael Ramos, Inocencio Aguirre, Francisco Saracho y Armando Luna registraban lo sucedido para compartirlo con su jefe Rubén”. 

“Francisco Tobías, diputado local, corría de un lado a otro, para tomarse ‘la selfie’ con los personajes ahí presentes. Lucía muy feliz porque no se le había escapado ninguno. Muy raro”. 

“Alejandro Gutiérrez, circunspecto, sonrió sólo una vez, al abrazar a Jackson. Preocupado, pensaba para sus adentros: ‘¿Apoyo a Jericó o me lanzo yo? ¿Apoyo a Jericó o me lanzo yo?’”.

“En cambio, Jorge Dávila, diputado federal, y José MaríaFraustro, diputado local,actuaban como personajes de la película ‘Misión Rescate’. Desde Marte, ellos saludaban, abrazaban y posaban para la fotografía en espera de la nave espacial que los rescataría en cualquier momento para regresar a la tierra. Mientras ésta aterrizaba, Blas Flores, el Rector de la UAdeC, con su reelección en la bolsa, aplaudía ‘el estilacho sideral’ de su jefazo, Chema”.

“Con este evento”, resumía un comensal ubicado en la mesa de honor, “Jericó demuestra nulo interés en aliarse con Javier Guerrero o Hilda Flores. Él va solo por la candidatura príista contra Miguel Riquelme”.

En ese momento, Jericó cortaba el pastel con la misma “jota roja” utilizada en sus campañas electorales. Los invitados, fuera de sí, aplaudían de pie.

LEER: Celebra Jericó su cumpleaños entre priístas