A finales del mes de marzo se estrenó a nivel nacional la comedia “Hasta que la boda nos separe”, de Santiago Limón, remake de una comedia rusa titulada “Gorko!” (Zhora Kryzhovnikov, 2013).

Las dos cintas cuentan, con sus respectivas distancias culturales, el caos que propicia la preparación y posterior realización de una boda que se infla más de lo que los novios anticipaban por la intervención de sus respectivas familias, la de él de un estrato social menor que a la de ella, por lo que al llegar el día que debía de ser en teoría el más feliz de la pareja las cosas no salen tan bien como les hubiera gustado.

Desconozco la película original, pero la mexicana, a pesar de haberse construido como un falso documental tuvo un resultado tan desafortunado para un servidor que ni siquiera consideré necesario gastar tiempo y espacio en comentarla, pero el día de hoy es casi un referente obligado porque a finales del mes pasado, con exactitud a partir del pasado viernes 27 de abril, Netflix estrenó una comedia norteamericana escrita, producida y protagonizada por el comediante Adam Sandler que coincide con ellas en muchas cosas que hasta nos lleva a cuestionarnos si tuvieron acceso de alguna manera a la versión rusa cuando menos y de ahí gestaron la suya.

La comedia en cuestión se titula en español “La peor semana” (“The week of”) y aunque gira alrededor del desarrollo en una semana de los preparativos y la respectiva boda de una joven judía de Long Island llamada Sarah Lustig (Allison Strong) y un afroamericano de nombre Tyler Cordice (Roland Buck III), sus protagonistas no son ellos sino sus respectivos padres, Kenny (Sandler) y Kirby (Chris Rock), el primero un hombre de clase media dedicado a la construcción y el segundo un médico de prestigio y que vive en Los Ángeles.

Siendo Kirby divorciado y alejado de donde Sarah vive aún con sus padres, Kenny decide cargar con toda la organización y gastos de la boda junto a su esposa y madre de su hija Debbie (Rachel Dracht) pero desde la llegada a principios de esa semana a su casa de Long Island de un tío que ha perdido sus dos piernas debido a la diabetes hasta el resto de su familia como la del novio y enfrentarse a una serie de contratiempos de los que Kirby se da color a mediados de semana en la que hace su arribo y le propone ayudarlo ahora sí que a que la fiesta llegue a hacerse en paz que los puntos de vista contrarios de cada uno amenazan aún más la consumación satisfactoria del evento.

“La peor semana” es la ópera prima como director de Robert Smigel, uno de los guionistas originales del famoso programa televisivo “Saturday Night Live” del cual Sandler, Rock y Dracht son egresados y comparten esa escuela de comicidad, y aunque no es tan mala como “Hasta que la boda nos separe”, a pesar de que también cuenta con la participación de un muy buen actor como Steve Buscemi, muestra a un Sandler ya muy desgastado tanto en comicidad como físicamente contrario a Rock, quien incluso ha conducido en solitario la misma entrega de los Oscares, y quien a final de cuentas salva cuando menos con un par de hilarantes secuencias esta cinta del naufragio. Así que si gusta de Sandler y Rock puede pasar un buen rato aunque no sea “Son como niños” (“Grown Ups”).

Comentarios a: alfredogalindo
@hotmail.com; 
Twitter: 
@AlfredoGalindo