Opinión. Para el gobernador Riquelme, el sistema de pensiones de Coahuila requiere ingenio y trabajo. Foto: Vanguardia/HÉCTOR GARCÍA
El Gobernador de Coahuila recordó que se ordenó un estudio actuarial sobre todo el sistema pensionario en Coahuila, el que está a punto de concluir
Definitivamente la legislación en el sistema pensionario no es de avanzada, sí merece una compactación, merece, incluso, homogenizar (las diferentes normativas), admitió el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.
 
Recordó que desde el inicio de su administración, ordenó un estudio actuarial sobre todo el sistema pensionario en Coahuila, el que está a punto de concluir, y que con base en sus resultados, tomará las decisiones pertinentes.
 
“Efectivamente el sistema pensionario no está en las mejores condiciones, muchos de los sistemas, a pocos años están a punto de quebrar, si no se toman las decisiones pertinentes, habremos de enfrentar una crisis en los próximos años.
 
“Y sí estoy dispuesto a tomar las decisiones que lleven al sistema pensionario a poder tener un crecimiento como debe ser, y no un déficit que en los próximos años signifique la quiebra del sistema en todos sus aspectos”, indicó.
 
 
VIOLANDO LEY DEL TRABAJO
 
VANGUARDIA publicó que las deficiencias y violaciones a la Constitución en materia de seguridad social contra los trabajadores de la administración estatal de Coahuila, los municipios, organismos descentralizados y hasta del Poder Judicial, derivan de la sobrerregulación de los sistemas de pensiones con 14 leyes vigentes, en tanto que el resto de los estados solo tienen una para todos los burócratas.
 
SE DEBEN SER BASES SÓLIDAS
 
En este escenario, Riquelme Solís señaló que hay que recordar que no todos los sistemas pensionarios coinciden, pues todos tienen su característica, su inicio, y además, las edades de terminación son distintas.
 
“Y eso ha dificultado que se cuente con una legislación homogénea aquí en nuestro Estado, pero dentro del estudio voy a proponer que se tomen cartas en todo el sistema pensionario de Coahuila que nos permita, dentro del sexenio que me toca presidir, poner en orden dichos sistemas y evitar la quiebra en algunos de ellos”, recalcó.
 
“Los estudios que hagamos tienen que ser una realidad de nuestro Estado hacia el futuro, hacia los próximos 20 años y evitar la quiebra en cualquiera de ellos”, apuntó.