Foto: José Reyes
Por segundo día consecutivo, las lluvias que cayeron la mañana de hoy domingo sobre la ciudad causaron estragos en algunas zonas, principalmente acumulamiento de agua, áreas incomunicadas, crecidas de arroyos y saturación del drenaje

Por segundo día consecutivo, las lluvias que cayeron la mañana de hoy domingo sobre la ciudad causaron estragos en algunas zonas, principalmente acumulamiento de agua, áreas incomunicadas, crecidas de arroyos y saturación del drenaje.
 
Una de las vistas más impactantes esta mañana se dio sobre el Arroyo del Cuatro, a la altura de Eulalio Gutiérrez, donde las aguas estuvieron a punto de rebasar  el puente vehicular que lo atraviesa.
 
Por esa zona, las partes más afectadas estuvieron sobre el Bulevar José Musa de León, a la altura del Fraccionamiento Capellanía, donde la acumulación del agua “partió” en dos a vialidad, lo que orilló a algunos conductores a regresar.

 

Foto: José Reyes

Aunque no como el sábado, ayer también se observaron algunos automóviles varados.
 
Por precaución, la calle Tezcaltlipoca, en Los Pinos, que corre paralela al Arroyo Ceballos, fue cerrada con listones y tambos, y a la altura de la UVM, fue clausurada para evitar el paso.
 
 Francisco Martínez Ávalos, informó que hasta hoy al mediodía no se tenía reportado ningún incidente, además de los encharcamientos.

Foto: José Reyes

“Pero hay que tener cuidado, si esto sigue, pudiera generar más adelante el reblandecimiento sobre todo de algunas casas de adobe, techos de madera, pero aún no tenemos reportes”, informó.
 
Hubo también encharcamientos que no frenaron la vialidad a la altura de Colosio y Musa, Colosio y V. Carranza y en otros puntos como frente a HEB.
 
También en Abasolo y LEA, LEA y Antonio Cárdenas, Valdez Sánchez, entre LEA y Nazario Ortiz Garza.
 
En la colonia Del Valle fue reportado drenaje saturado y casas dañadas al inundarse por el agua que escurrió de los resumideros.

Foto: José Reyes
Foto: José Reyes
Foto: José Reyes

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.