Pensaba escribir sobre las preguntas de la próxima consulta privada: amañadas, engañosas y hasta un atentado contra la inteligencia de los consultados, es una burla, "es una tomadura de pelo", dijeron Transparencia Mexicana y México Evalúa.

En el aeropuerto de León conocí al hermano de un líder venezolano que me dijo claramente: "Lo que estoy viendo en México, lo vi en Venezuela y los empresarios de Venezuela se trataron de convencer con la frase 'no somos Cuba', y hoy en México escuchamos 'no somos Venezuela'". Al mismo tiempo, veíamos el cartón de Paco Calderón que, como suele suceder, fue genial.
Las cosas están más serias de lo que parecen, el ritmo que llevamos es de tal rapidez que no nos damos cuenta de todo lo que ha pasado en tan solo 5 meses. Seguramente dejaré fuera algunas cosas, pero ahí va un recuento:

1.- Primera consulta pública. Consulta que no fue pública sino privada, que fue sobre un hecho pasado y cuya pregunta, además, fue insidiosa.

2.- Segunda consulta pública. Que también va a ser privada, pero que, además, está acompañada de preguntas no sólo insidiosas como el incluir que el tren maya "fomentará la economía y el turismo", sino que también aparecen preguntas que insultan a la inteligencia de los consultados. Es como si se preguntara: ¿quieres internet gratis? (la verdad, es que eso sí estará en la boleta), ¿quieren becas? (la verdad, es que esa también está en la boleta), ¿quieres eliminar las casetas de cobro?, ¿quieres trabajar menos y ganar más dinero?, ¿quieres que el transporte sea gratuito en todo el país?

3.- La Guardia que era civil, se transforma en un mando militar que anula a la Policía Federal.

4.- Aseguraron un Fiscal General "a modo" y un Ministerio Público dependiente del Poder Ejecutivo.

5.- La radiodifusión pública la convirtieron en Estatal. Es importante la diferencia. Es decir, la radiodifusión ha sido estatizada desde la Ley Orgánica de la Administración Pública (solo falta su aprobación en el Senado de la República. Recomiendo el artículo de Irene Levy que publica en El Universal).

6. Se crean leyes privativas, leyes para el caso concreto. Como el "cuate" no reúne los requisitos para ser titular del Fondo de Cultura Económica. ¡Faltaba más!, se reforma la ley para cambiar los requisitos y asunto arreglado.

7. Demostraciones claras del abuso de poder, aún sin tenerlo. Violando los derechos de audiencia y legalidad (artículos 14 y 16 de la Constitución), futuros funcionarios amenazaron a un particular con que al día siguiente de que asuman el poder debían tener a disposición todos los documentos de una empresa para su revisión.

La verdad es que 31 millones de votos no otorgan el derecho de abusar de la democracia que los llevó al poder, ni de violentar la división de poderes, ni a construir obra pública sin licitación, ni a presionar renuncias para despedir a quienes piensan distinto, ni a ser selectivo y presumir empresarios favoritos, ni aplastar la autonomía de los poderes públicos, ni a estatizar la radiodifusión, ni a reírse de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ni a terminar –vía consulta– con las reservas naturales.

Y todo esto se ha hecho sin que se asuma el Poder Ejecutivo. Si los demás –que también somos muchos– no caemos en la cuenta de lo que está pasando, pues, ¿qué estamos esperando que pase?

Por Cierto. 

La pregunta 11 de la Consulta del próximo fin de semana debería ser: Estoy dispuesto a pagar todo lo anterior con: 1. Alza de 6 pesos por litro de gasolina. 2. Una devaluación que lleve el dólar a 25 pesos porque el aumento del déficit público provocará fuga de capitales. 3. Perder miles de empleos –quizás el propio– por un menor crecimiento: ¿Sí o no?