Ignorando los dolores
de la Patria que anda mal
merecen los senadores
un despido colosal.