Los datos arrojan un conflicto por supuesta venta de drogas entre ambos cárteles

Los datos de investigación, apuntan a que en otras propiedades del dueño de la palapa se vendían narcóticos, por lo que la hipótesis no descarta un conflicto entre dos grupos criminales, señaló Jorge Winckler, fiscal general de Veracruz.

La línea de investigación mantiene la hipótesis que se trató de un conflicto entre dos grupos del crimen organizado, el Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Winckler informó que personas cercanas al dueño del inmueble atacado a balazos el pasado viernes, habían sido previamente amedrentadas y violentadas por presuntos sicarios, por lo que la Fiscalía no descarta el conflicto entre ambos cárteles.

Asimismo, reiteró que que la investigación cuenta con el apoyo total del Gobierno federal, como lo infomró Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

"El gobernador está enterado. Ha habido reuniones diarias por el caso de Minatitlán", aseveró Winckler y añadió que se ha enviado un grupo especial de personal capacitado para la recopilación de indicios.