2.2 por ciento de crecimiento promedia México en los últimos cinco años.
Considera el organismo patronal mexicano que la generación de empleos fue insuficiente y la inflación alta

CDMX.- El 2017 terminó con un pequeño crecimiento económico, insuficientes empleos y alta inflación, lo que abre oportunidades para el próximo año, dijo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El posible crecimiento de 2.1%, con que cerraría el año es menos de la mitad de lo requerido para generar suficientes oportunidades de ingreso para los jóvenes.

“En los últimos 5 años, México creció un promedio anual de tan solo 2.2%. Es ante este crecimiento magro e insuficiente que Coparmex ha insistido constantemente en la necesidad de aumentar la inversión pública como uno de los motores del crecimiento económico. En el último trimestre la inversión pública creció solo 0.1%, con algunos trimestres de 2017 en dígitos negativos”, afirmó.

La inflación cerrará con 6.3% el 2017, lo que es consecuencia de la pérdida de competitividad del peso frente al dólar y del gasolinazo. Pero, advirtió que en ningún momento se debió al aumento a salarios mínimos como opinan algunos economistas “desatinados”.

La inflación será la más alta desde los años noventa. Por ello debe considerarse que “el precio de los energéticos también pudiera ser mucho menor si se generara competencia en distribución de gasolinas y se mejoran los ductos”.

Del empleo dijo que la principal consecuencia del bajo crecimiento económico ha sido que no se han podido generar suficientes empleos formales en 2017. Sin embargo, consideró que las autoridades se regocijan “de que, por primera vez en la historia del país, durante un sexenio se ha superado la cifra de 3 millones de empleos formales creados. Sin embargo, esto no es, para nada, un logro”.

La cifra muestra un rezago constante en el número de empleos que se requieren, porque para absorber a los jóvenes que se incorporan a la vida económicamente activa, sería necesario crear 100 mil empleos al mes. Esto significa que, los 3.4 millones de empleos formales creados en lo que va del sexenio son apenas en 56% de los estrictamente necesarios.

También preocupa que “los empleos generados no han resultado en un verdadero incremento en la calidad de vida de los Mexicanos.

“Según la Cepal y la Organización Internacional del Trabajo, México y Perú fueron los únicos latinoamericanos —entre ocho— donde los salarios reales del trabajador bajó. Los salarios reales en empresas formales en México bajaron 0.9%, en comparación con un aumento de 1.4% en el resto de Latinoamérica”, dijo.