“… Salgado Macedonio sigue de candidato…”.

Y será gobernador

aunque lo llamen maldito,

porque ya movió el dedito

su gran amigo Obrador.