Foto: Tomada de Internet
Acusa al ex panista Ernesto Cordero de avalar recursos; es su facultad, revira la Cámara Alta

Martí Batres Guadarrama, senador electo de Morena, se inconformó porque la Legislatura que está por concluir en el Senado otorgó estímulos al desempeño de un grupo de altos mandos y asesores, por un total de 5 millones de pesos. Pidió que se suspenda su entrega, “y si ya lo dieron, que quienes recibieron lo devuelvan”.

En entrevista telefónica, dijo que “una lista que hicieron llegar trabajadores” documenta que de manera discrecional “bonos equivalentes a 60 o 40 días de salario han sido otorgados a 23 funcionarios y asesores”, y algunos de ellos ganan más de 100 mil pesos al mes.

“Hay un oficio que firma [el presidente del Senado] Ernesto Cordero, dirigido a Roberto Figueroa Martínez, secretario general de Servicios Administrativos, que dice: ‘Esta presidencia, conforme a sus facultades, autoriza otorgar por única ocasión un estímulo especial de sueldo neto por su desempeño sobresaliente y trabajos especiales realizados’”, leyó Batres.

Argumentó que eso no es una prestación general, ni la liquidación, sino un estímulo que se da discrecionalmente a un grupo de altos funcionarios.

Al respecto, la Cámara Alta emitió un comunicado en el que indica que “en la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y en el Reglamento del Senado de la República están contempladas las facultades del presidente de la Mesa Directiva para dirigir y vigilar el buen desempeño de la Cámara y, en su caso, estimular a aquellos servidores públicos que han cumplido con eficiencia sus responsabilidades profesionales”.

Aseguró también que “el Senado de la República realiza una transición ordenada con los senadores electos de todos los partidos políticos”.