Foto: Especial
Los cuerpos, entre ellos el de una mujer, se encontraron en un lote bardeado al que se puede acceder desde la calle. Según los primeros indicios, las víctimas murieron hace al menos 20 días

Guadalajara, Jal., Dos fosas clandestinas, de las que hasta anoche habían sido exhumados 10 cadáveres, fueron localizadas por personal de la Fiscalía General del Estado en la colonia Agua Escondida, municipio de Tonalá.

Los cuerpos, entre ellos el de una mujer, se encontraron en un lote bardeado al que se puede acceder desde la calle. Según los primeros indicios, las víctimas murieron hace al menos 20 días.

En las excavaciones, que se iniciaron ayer al mediodía, participan policías investigadores, personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y bomberos de Tonalá.

En tanto, hasta ayer apenas se habían inhumado 228 de los 444 cadáveres almacenados en refrigeradores de la morgue y dos contenedores frigoríficos estacionados en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), pese a que ayer venció el plazo fijado por el gobernador Aristóteles Sandoval para sepultar a todos, tras el escándalo por el manejo indigno de cuerpos no reclamados.

Foto: Especial

La Comisión de Acompañamiento y Observación del Proceso de Identificación e Inhumación, integrada por autoridades estatales y miembros de colectivos de familiares de desaparecidos, dijo que se están tomando muestras genéticas de los cadáveres y serán inhumados conforme concluyan esas diligencias.

Daniel Barba Rodríguez, titular del IJCF, dijo que la comisión revisa que los perfiles genéticos estén terminados antes de proceder a las inhumaciones, lo que hizo imposible terminar ayer.

La titular de la Comisión de Acompañamiento, Consuelo González Jiménez –quien también es procuradora social estatal–, detalló que 39 de los cuerpos que ya fueron inhumados se entregaron previamente a sus familiares.

Explicó que cuatro de cada 10 cuerpos examinados tienen rastros de muerte violenta y que se ha brindado apoyo a unas 20 familias con criptas, féretros y traslados a velatorios y panteones. Uno fue enviado al estado de México.

Hace un mes estalló el escándalo por el mal manejo de cuerpos resguardados en el IJCF. Se ha atendido a 2 mil 150 familiares y se adquirieron reactivos, instrumental y equipo de refrigeración.