El técnico de la selección mexicana, Raúl Gutiérrez (c) duranta el sorteo para lo JO de Río 2016. Foto EFE
México es el cabeza de serie del Grupo C y en la primera fase jugará contra Corea del Sur, Alemania y Fiyi.
Nuestro equipo está pensando en asumir todos los partidos con la responsabilidad de vida y con la seriedad de tomar un torneo como es este"...
Raúl Gutiérrez, seleccionador mexicano olímpico

El seleccionador mexicano olímpico, Raúl Gutiérrez, afirmó hoy, tras el sorteo de los grupos de los Juegos de Río de Janeiro 2016 que su equipo aspira a "refrendar" el oro en fútbol que logró en Londres 2012.

"Soñamos con refrendar esa medalla, sabemos que es mucho el trabajo que tenemos que hacer. Seguimos soñando que podemos hacerlo", dijo Gutiérrez tras el sorteo celebrado en el estadio carioca de Maracaná.

"Cualquier equipo que pueda presentarse en la final, sin duda que se repita la final de Londres sería increíble", comentó Gutiérrez, en alusión a una posible final contra Brasil, que este año será anfitrión.

El técnico dijo que las circunstancias son diferentes en relación a Londres y advirtió que la posición de cabeza de grupo "implica más trabajo" y le pidió a sus jugadores que "sean conscientes" de ello.

El presentarse en Río como el defensor del título, para Gutiérrez, "más que una presión es un reto".

México es el cabeza de serie del Grupo C y en la primera fase jugará contra Corea del Sur, Alemania y Fiyi.

Sobre su grupo, Gutiérrez dijo que Alemania "tiene una historia que tiene que defender", recordó que Corea ganó el bronce en Londres y es el subcampeón del último preolímpico asiático y aseguró que Fiyi "puede presentar una sorpresa".

"Nuestro equipo está pensando en asumir todos los partidos con la responsabilidad de vida y con la seriedad de tomar un torneo como es este", agregó.

Gutiérrez aseguró que esperará al final de las ligas europeas, a mediados de mayo, para pensar qué jugadores mayores de 23 años están disponibles para reforzar el equipo olímpico.

Sorteo olímpico allana el camino a Brasil y Argentina y complica a México

El sorteo de los grupos del fútbol de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro allanó hoy el camino hacia las medallas a Brasil y Argentina y se lo complicó a México, que defiende el oro de Londres 2012.

Los brasileños y los argentinos quedaron emparejados en el Grupo A y D, respectivamente, y sólo podrían verse las caras en una hipotética final en el estadio de Maracaná.

Brasil, el anfitrión, es el cabeza de serie del Grupo A, debutará ante Sudáfrica, luego jugará contra Irak, en ambos casos en Brasilia, y cerrará la primera fase ante Dinamarca en Sao Paulo.

El jugador de fútbol Ronaldinho Gaúcho sortea el nombre de México para los partidos de fútbol masculino para los juegos olímpicos Río 2016 en Río de Janeiro, Brasil). Foto EFE

La selección dirigida por Dunga, que pretende contar con Neymar, esquivó en el sorteo al campeón europeo, Suecia, o a una selección que trae muy malos recuerdos, como Alemania.

Brasil nunca ha ganado el oro en los Juegos Olímpicos, sólo tiene tres platas, a pesar de atesorar cinco títulos mundiales en sus vitrinas, y espera quitarse esa espina jugando ante su afición.

Argentina, dueña de los títulos olímpicos de 2004 y 2008, aterrizó en el Grupo D, debutará ante Portugal, el adversario más complicado en el papel de esta zona, después jugará contra Argelia y acabará la fase contra Honduras.

Ni Argentina ni Portugal contarán con las estrellas de sus respectivas selecciones absolutas, porque Lionel Messi jugará la Copa América Centenario y Cristiano Ronaldo, la Eurocopa.

El seleccionador portugués, Rui Costa, afirmó hoy que ve "extremadamente difícil" la posibilidad de contar con Ronaldo, aunque no descartó incluir a otros mayores de 23 años que van a participar en la Eurocopa.

A pesar de que Honduras no parte como favorita por la categoría de los rivales, el seleccionador, Jorge Luis Pinto, afirmó que su equipo va a "dar la pelea" en los Juegos Olímpicos.

México, el ganador del oro en Londres 2012 debutará en el Grupo C contra Alemania, después jugará contra Corea del Sur, ambos partidos en Salvador, la capital de Bahía, y después concluirá contra Fiyi, selección oceánica que debuta en una cita olímpica.

Dunga director técnico de Brasil. Foto AP

La selección alemana, aunque sólo tiene el bronce de 1988 en su palmarés, preocupa al Tri por su "historia", según palabras del seleccionador mexicano, Raúl Gutiérrez, mientras que Corea del Sur es el rival asiático más complicado que podría haberle tocado.

El hecho de jugar contra un rival débil como Fiyi puede complicar aún más la clasificación en este grupo, porque es poco probable que los oceánicos consigan puntuar.

La selección de Colombia, que nunca ha pasado de la fase de grupos en unos Juegos Olímpicos y estaba ausente desde Barcelona 1992, fue encuadrada en una manga dura, el Grupo B, junto a Japón, Suecia y Nigeria.

Esta manga podría ser la más equilibrada de los Juegos, ya que cuenta con el actual campeón europeo sub'21, el subcampeón africano sub'23 y el subcampeón asiático de la categoría.

El seleccionador colombiano, Carlos Restrepo dijo que es un "grupo parejo" donde "todos" tienen "aspiraciones" de clasificación, incluido Colombia.

Los dos primeros de cada grupo se clasificarán a los cuartos de final, cruzándose los respectivos líderes del Grupo A y el B por un lado y por el otro, los del C y el D.

La competición olímpica masculina comenzará el 4 de agosto, con el Irak-Dinamarca, en la víspera de la ceremonia de inauguración y un día después de que las mujeres den inicio a los Juegos.

El torneo se disputa en dos estadios de Río de Janeiro, el Maracaná y el Olímpico, y en otros cinco recintos que fueron sedes del Mundial de fútbol de 2014: el Mineirão de Belo Horizonte, el Mané Garrincha de Brasilia, el Arena Amazonia de Manaos, el Fonte Nova de Salvador y el Arena Corinthians de Sao Paulo.

El Maracaná sólo albergará las semifinales masculina y femenina y la final, mientras que los cuartos de final se jugarán en Belo Horizonte, Brasilia, Salvador y Sao Paulo.

En la primera fase, todos los equipos jugarán dos partidos seguidos en la misma sede y un tercero en otra ciudad.

El Grupo B fue al que te tocó una logística más complicada, porque debutarán en Manaos, la capital del Amazonas, ubicada a cinco horas de vuelo de Río y que además tiene un clima caluroso y húmedo.