Deceso. En vida, doña Alicia era apoyada por sus vecinos / Archivo
La falta de oxígeno la hizo despertar y sentir una extraña complicación en su respiración, por lo que solicitó ayuda a sus vecinos.

La muerte alcanzó a Doña Alicia, esposa de don Sergio, quienes hace unos días solicitó ayuda a través de las páginas de VANGUARDIA, al ser acechados por las enfermedades crónicas que deterioraban su calidad de vida, como la diabetes.

Fue el domingo cuando Alicia se encontraba dormida; la falta de oxígeno la hizo despertar y sentir una extraña complicación en su respiración, por lo que solicitó ayuda a sus vecinos.

ENCOTRÓ APOYO

De manera solidaria sus conocidos se encargaban de los cuidados a la pareja, de inmediato dieron aviso a los cuerpos de auxilio, siendo paramédicos quienes llegaron al domicilio ubicado en calle Éxodo, únicamente para confirmar el deceso.

Ante la terrible noticia, familiares originarios del “Rancho El Tanquesillos”, de Nuevo León, le dieron el último adiós en su domicilio de la colonia El Salvador, y más tarde se la llevaron al pueblo, donde la sepultaron en el panteón del ejido más cercano.

DEBEN FUNERAL

Vecinos y familiares decidieron aportar un poco de dinero ante la causa, para liquidar los servicios funerarios de más de 14 mil pesos, logrando recaudar 6 mil, sin embargo, don Sergio aún se encuentra endeudado con casi 8 mil pesos que deben ser liquidados en próximos días.